LA PUNTILLA A LOS AGRICULTORES DE LAS NORIAS DE DAZA HA LLEGADO

0
183

Las lluvias del 19 de enero de 2013 han dado la puntilla a muchos de los agricultores de Las Norias de Daza. Decenas de agricultores decidieron arriesgarse a sembrar este invierno puesto que la Junta de Andalucía, en la adjudicación de la nueva impulsión publicada en el boletín oficial, indicaba que la fecha límite de entra sería el 15 de diciembre del año pasado. A pesar de los incumplimientos sucesivos de la administración autonómica, los agricultores de la zona decidieron invertir más en sus explotaciones, puesto que las pérdidas sufridas en la última década han provocado que se encuentren sumidos en la ruina, e intentaban hacer frente a los pagos que desde las entidades bancarias se les solicita si no quieren perder sus tierras incluso su casa. Pero la climatología, que si bien los ha respetado en los últimos dos meses y sobre todo el retraso en la finalización y puesta en marcha de la impulsión han acabado con sus esperanzas, y a día de hoy se encuentran desolados. Esta desolación se vuelve ira cuando se acuerdan que las obras han parado dos semanas por vacaciones en navidad, sobre todo cuando se arrastraba un retraso y teniendo en cuenta que el asunto de las inundaciones en la Balsa del Sapo colea desde hace mucho tiempo.

Hay que recordar que desde la Delegación de Agricultura y Medio Ambiente se indicó a principios de diciembre a los afectados que las lluvias de noviembre habían retrasado los trabajos y que se iniciaría la evacuación de agua la primera semana de enero, posteriormente la misma delegación realizó una nota de prensa en navidad anunciando otro retraso más, esta vez fechaban la finalización de la obra en el 15 de febrero, aduciendo como excusa también las lluvias cuando en todo el mes de diciembre y en el de enero hasta hoy no había caído una sola gota, es por todo ello que la semana pasada la Asociación Cañada de Las Norias solicitó una reunión con los máximos representantes del Gobierno Andaluz en Almería, y a día de hoy si están pensando si reunirse con ellos por problemas de agenda. Desgraciadamente no deja de ser un ejemplo más de cómo los políticos se ganan a pulso el descrédito por parte de ciudadanos que sólo pretenden trabajar para crear riqueza, puestos de trabajo, pagar servicios públicos, etc. y salir de la situación en la que desgraciadamente se encuentra el país.

Pero es que si pasamos de nivel administrativo las expectativas no son más alagüeñas, que se sigue sin tener noticias del dinero que debe libar la Administración General del Estado para acometer las obras del túnel de evacuación, cuya proyección se finaliza el próximo mes de abril, esta obra no sólo evitaría de forma definitiva las inundaciones en la zona sino que protegería a todo el poniente almeriense de las inundaciones, pero desgraciadamente la clase política está más preocupada en otras cosas que en solucionar los problemas reales de la población, esperemos esta vez que no tengamos que acordarnos de Santa Bárbara cuando truene y que no se deban buscar responsables ante desgracias mayores.

Publicado: 21 enero 2013