EUROPA EXIGE A ESPAÑA QUE PONGAN EN FUNCIONAMIENTO LAS DESALADORAS QUE HA FINANCIADO

0
184

El 8 de marzo durante la reunión entre el Ministro español, Arias Cañete, y el comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik, éste le pidió que, como prioridad, pusiera en marcha las desaladoras existentes y le recordó que la mayor parte de la financiación del Plan AGUA, procede de Europa.

El propio ministro en el Congreso afirmó que, tras una inversión de más de 1.600 millones, las 17 plantas existentes sólo funcionan al 16,45% de media y apuntó que quería consensuar nuevos trasvases.

Una portavoz de la Comisión señala en un correo electrónico que una cantidad considerable de fondos europeos, unos 1.500 millones de euros, han sido invertidos los últimos años en plantas desaladoras en España.

El plan AGUA suponía la construcción de 51 instalaciones de las que 17 están en explotación y 15, en construcción. Se han invertido 1.664 millones de euros, y se necesitarían otros 762 millones si queremos que las 32 desaladoras iniciadas estén operativas con una inversión de más de 2.426 millones, dijo Cañete. Las desaladoras produjeron el año pasado 111 hectómetros cúbicos de agua, un 16,45% de su capacidad máxima.

Por último, Arias Cañete ha llegado a afirmar que el agua desalada es cara para la agricultura y cifró el coste en 1,1 euros por metro cúbico, muy superior a lo que pueden soportar los costos del sector, que se sitúan en 0,30 euros por metro cúbico como máximo. Medio Ambiente considera que la desalación medioambientalmente es dudosamente sostenible como base del abastecimiento por su alto consumo energético, y por la producción de salmuera sobrante.