EN EL DÍA MUNDIAL DEL AGUA ASAJA ADVIERTE QUE “CON LAS COSAS DE COMER NO SE JUEGA”

0
201

Con motivo de la celebración mañana del Día Mundial del Agua queremos recordar la importancia que este elemento tiene para el futuro de nuestra provincia y por ello queremos mandar un mensaje a toda la sociedad civil en general y a las Administraciones en particular :“con las cosas de comer no se juega”.

La semana pasada asistimos a una reunión en referencia al nuevo ciclo de Planificación Hidrológica de la Demarcación H. Cuencas Mediterráneas Andaluzas 2015-2021. En esa jornada se hizo la Presentación del Esquema Provisional de Temas Importantes de dicha Demarcación y se puso de manifiesto que el déficit hídrico de la provincia de Almeria se sitúa según este estudio en 170Hm3.

Nos puede parecer mucho o poco pero lo que sí nos llama la atención en ASAJA es que el déficit se sitúa en la misma cantidad de agua que se puede establecer si sumamos el número de hectómetros que se dispondrá de desoladoras, construidas y por construir, más el de depuradoras y más el de la Balsa del Sapo.

Además como novedad se abre un periodo de aportaciones en el que puede intervenir toda la sociedad civil, afectada o no, para contribuir con su opinión a la Planificación de la cuenca y evidentemente también en sus usos.

La administración competente tiene claro que el control del agua en la provincia tiene que estar en sus manos y está enviando cartas a las comunidades de riego para que se asocien a Juntas Centrales de Riego “amigas”. También es una evidencia que quieren controlar todas las captaciones de agua para que les sea más fácil aplicar la Ley de Aguas de Andalucía, Ley en la que se prevé la aplicación de un canon a los usuarios, la limitación del consumo y les obliga a utilizar el agua que la Administración les adjudica y no la que legítimamente les corresponde, entre otras cuestiones.

El agricultor muestra cada día la importancia que para él tiene el agua y por ello no ha escatimado esfuerzos económicos para modernizar las explotaciones a pesar de que esto suponga un mayor gasto de la factura energética. Ante esta situación desde ASAJA queremos trasladar “que se hace necesaria una reflexión sobre el futuro de nuestra agricultura con unos costes de agua seis veces superiores a los actuales”.

“Con las cosas de comer no se juega, y quizás sea el momento de pensar si la Administración quiere proveer a los usuarios de suficiente agua para la actividad que desarrollan y a un precio que no reste viabilidad empresarial a los sectores afectados o por el contrario ve la oportunidad de controlar a las personas a través del agua, es una duda que nos planteamos en ASAJA.

Publicado: 21 Marzo 2014