EL TRIPLE ENJUAGUE DE LOS ENVASES DE PRODUCTOS FITOSANITARIOS

0
327

Desde el área de prevención de ASAJA-Almería seguimos trasladando recomendaciones y recordando algunos aspectos del día a día sobre los que tenemos que prestar atención. Esta semana nos vamos a centrar en el ejuague de los envases de productos fitosanitarios.

Una vez que el envase está vacío tras su utilización, debe ser lavado y enjuagado adecuadamente. Los envases de productos fitosanitarios sin enjuagar no están realmente limpios, todavía puede contener un 1% del producto fitosanitario original y aunque esta cifra pueda parecer baja esta sustancia puede llegar a los seres humanos, los animales y el medio ambiente.

¿Por qué es importante el triple enjuague?

  • Razones medioambientales: Ayuda a prevenir posibles problemas con los envases sin enjuagar y residuos de agroquímicos. Los envases enjuagados correctamente son clasificados como residuos sólidos limpios. Por ello, se abren nuevas vías ecológicas y económicas para su utilización.
  • Razones económicas: Incrementa la rentabilidad de la inversión, ya que se utiliza toda la cantidad de producto fitosanitario que hay en el envase.
  • Razones de práctica agrícola: El enjuague de los envases fitosanitarios vacíos es una práctica adecuada y saludable para la explotación agrícola.
  • Razones legales: la práctica del triple enjuague es obligatoria.

Procedimiento triple enjuague

El lavado del envase debe realizarse inmediatamente después del vaciado del contenido del mismo, ya que de lo contrario, se dificulta mucho la eliminación del producto.

Se rellenará el envase con agua limpia hasta aproximadamente la cuarta parte del envase. Con el tapón ajustado y el envase colocado de tal manera que el tapón quede en el lateral, se agitará bien durante aproximadamente 30 segundos.

Se vaciará el agua del enjuague en la máquina de tratamientos, de manera que forme parte de la mezcla.

Repita la operación, colocando el envase con el tapón hacia abajo, procediendo a su posterior vaciado en la máquina de tratamientos.

Repita por tercera vez la operación, esta vez situando el envase con el tapón hacia arriba.

Si tras ese tercer enjuague continúa teniendo color o un aspecto lechoso, repita el proceso de enjuague hasta que salga limpia.

Finalmente, limpiar el tapón vigilando que caiga el agua de lavado en la máquina de tratamiento, y ya estará listo para depositar el envase destapado (y perforado), y el tapón en el punto de recogida.

Recuerda que si tienes cualquier duda puedes llamarnos al 950 29 09 56