EL SECTOR DE LA FLOR Y PLANTA ORNAMENTAL PIDE MEDIDAS AL MINISTERIO DE AGRICULTURA

0
80

Las organizaciones ASAJA, COAG, UPA, FEPEX y Cooperativas Agroalimentarias de España han enviado una carta al Secretario General de Agricultura y Alimentación demandando medidas urgentes por el impacto desastroso que la crisis sobrevenida por el COVID-19 está teniendo en el sector de la flor cortada y planta ornamental española.

Este sector tiene una marcada estacionalidad. Los operadores del sector se dedican todo el año a la preparación de la flor y planta con vistas a garantizar el suministro del mercado en primavera, temporada en la que se concentra entre el 50 y 80% de las ventas y que actualmente el mercado se encuentra completamente paralizado por la situación que estamos viviendo.

La suspensión de eventos populares y festividades (previstos para Semana Santa; “Fiestas de Primavera”, San José, Fallas…), el cierre del comercio minorista (floristerías, mercadillos), la paralización de los servicios de jardinería en espacios públicos y privados y la consiguiente cancelación de pedidos a nivel nacional e internacional, ha puesto al sector en una situación insostenible. Por lo que esta situación está provocando un   grave perjuicio a las explotaciones, cooperativas, viveros y comercio en España y a la gran mano de obra empleada que se requiere.

Ante esta situación ASAJA y las organizaciones representativas del sector hemos solicitamos al MAPA una serie de medidas de apoyo urgentes adaptadas a las particularidades de este sector y su situación, tales como:

-Solicitar a la Comisión Europea medidas excepcionales y urgentes de rescate para el sector de la floricultura y de las plantas ornamentales utilizando el fondo de reserva de la Política Agraria Común.

-Que se habilite una línea de ayudas para la reposición de las producciones de plantas o cultivos de flores afectados que subvenciones el coste de plantas en maceta y/o los plantones, bulbos o cultivos a replantar.

-Solicitud de línea de crédito a largo plazo a interés cero, así como avales para su concesión, que se soliciten para mantener la continuidad de actividad productiva.

-También la exoneración del pago de las cotizaciones a la Seguridad Social durante el período que se vean afectados por la situación extraordinaria. Que se aplique el RD Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, en la que los autónomos del RETA que vean reducido significativamente sus ingresos podrán percibir una prestación por cese de actividad.

-Una reducción del índice de rendimiento neto de actividades agrícolas y ganaderas para el periodo impositivo de 2019 y 2020.

-Explorar posibles vías de ayuda a través de ENESA y la participación del Consorcio de Compensación de seguros para compensar las pérdidas y considerar como beneficiarios a los afectados que no hayan formalizado póliza de seguro que se comprometan a su suscripción futura.