ASAJA RECLAMA QUE SE USEN LOS MECANISMOS DE GESTIÓN DE CRISIS PARA EVITAR EL HUNDIMIENTO DE LOS PRECIOS

0
180

ASAJA recuerda que los días previos a la Navidad tradicionalmente son momentos de alta demanda y pedidos de productos como las frutas y hortalizas. Es precisamente desde hace un mes cuando la campaña hortícola ha entrado en pleno rendimiento y cuando a pesar de que nuestro “peso” en el mercado es amplio, pues hay productos como berenjena y pepino como en los que somos casi proveedores exclusivos en Europa, en cambio, nos encontramos con un fuerte hundimiento en los precios en origen desde finales de noviembre y que, en el caso del pepino se ha acentuado desde la semana pasada, perdiendo un 50% del valor que tenía a principios de mes.

Durante semana 50, que es como hemos señalado una de las más fuertes del año en pedidos, han caído los precios de todos los productos de la oferta hortícola almeriense de una forma muy acusada , por ejemplo el pepino Almería que es en estos momentos el que peor está cotizando, ha caído en dos semanas un 65% y está en estos momentos vendiéndose en el entorno de los 20 céntimos e incluso por debajo, es decir que estamos vendiéndolo por supuesto por debajo del coste de producción, pero es más, está por debajo del precio para retirada a distribución gratuita.

“Una campaña más comprobamos cómo no se actúa cuando se produce una situación como ésta, el uso y la aplicación de los mecanismos de gestión de crisis para intentar evitar el hundimiento de los precios y la regulación de la oferta sigue siendo una asignatura pendiente”, señala Adoración Blanque, Secretaria General de ASAJA-Almería.

ASAJA lleva varios años reclamando un cambio en la actual forma de proceder de nuestra comercialización, de hecho ya ocurrió durante el pasado invierno ( nuestro punto fuerte) dejando atrás el peor invierno de los últimos años para casi la práctica totalidad de nuestros productos.

La preocupación por la tendencia se empieza a hacer notar en el campo, pues también el precio del tomate ha descendido un 23% en estas semanas de diciembre, el calabacín vale hoy un 39% menos, y berenjena un 60%. Por otro lado, productos como la lechuga también se encuentran en niveles de precios irrisorios hasta tal punto que la campaña para muchos productores en el Levante se da por perdida.  La caída está siendo brutal para estos productos y por este motivo la Organización considera necesario actuar de forma preventiva para evitar vender por debajo de los costes.

 Por este motivo, ASAJA reclama al sector comercializador que si la situación actual corresponde a un problema de mercado que actúe y evite un mayor hundimiento de los precios para los agricultores, lo que no es de recibo es que producto de primera categoría se malvenda cuando en el mercado no hay competencia.