RIVERA Y SU DILEMA CON EL AGUA

0
190

“Hay que innovar y eso lo hacen muchos empresarios para ahorrar cada gota de agua , y eso requiere apoyo del Estado para quien innova, quien invierte, quien es más eficiente tiene que tener un premio del Estado, ayuda fiscal”. Con estas palabras que se adaptan totalmente a la realidad de la mayoría de los empresarios almerienses y sobre todo, a la de los agricultores saldaba Albert Rivera una breve diserción sobre la propuesta de Ciudadanos al problema del agua en España durante su visita a la provincia, ésta y la adopción de un “pacto nacional por el agua que dé seguridad jurídica a todas las cuencas,” curiosamente la propuesta que viene defendiendo la Mesa del agua de Almería desde su creación con sus asociaciones miembro y la Confederación de Empresarios de Almería.

Últimamente también demanda el Partido Popular en Sevilla y hace eco en Madrid un pacto regional y nacional por el agua sin que hasta el momento tenga mucho éxito; unas veces por impedimentos del resto de partidos que conforman el Parlamento, otras por los propios Ministerios que no dotan económicamente y estructualmente la propuesta, y quizás no se quieran abrir más brechas en esta ya dividida España.

Lo cierto es que desde ASAJA suscribimos totalmente la propuesta de Rivera y pedimos a todos los partidos, gobiernen o no, que se unan por ese pacto por el agua, un pacto que tiene que primar el mantenimiento del regadío y de todos los sectores que necesiten agua para su actividad, y para ello es indispensable la aplicación de las nuevas tecnologías y no sólo en aprovechamientos, sino que también en obtención de agua dulce y para eso hace falta definir un plan de actuación inmediato, pactarlo con todos los partidos, dotarlo económicamente y desarrollarlo.

Por este motivo nos parece extraño que mientras Rivera se postula de esta forma en la provincia que más eficazmente utiliza el recurso hídrico, en la que más inversión privada se ha realizado para el ahorro y la obtención de agua de toda España, sus parlamentarios  andaluces se olvidan de la autovía del agua y los senadores estatales piden mediante una moción el cierre de los pozos de Los Vélez.

 Es una incongruencia, no tiene sentido, conectar Málaga, Granada y Almería con una autovía del agua garantiza los recursos a miles de regantes y empresarios de la cuenca Mediterránea que pueden utilizar los recursos hídricos sobrantes en cada zona y llevar a cabo una actuación conjunta para recuperar los acuíferos, tal como ha promovido la Junta Central de Usuarios del Poniente Almeriense.

Tambien  la cabecera del Guadalquivir tiene derecho a desarrollarse con agricultura y ganadería competitiva, las tierras de regadío tienen autorizaciones administrativas para el uso del agua, los informes de la confederación indican que no está afectando la extracción a la recarga del acuífero, no se puede decir más.

Desde ASAJA tenemos que rechazar la moción presentado por ciudadanos en el senado porque no aporta soluciones, el portavoz de ciudadanos en el senado, Sñor. Yanguas y el otro senador firmante de la moción Sñor. Crisol, se han dejado influenciar de una corriente de opinión extremadamente conservacionesta que lejos de buscar alternativas a la innovación empresarial quieren frenarla promoviendo la permanencia en la comarca de la agricultura deprimida.

En su mayoría las promotoras del cambio son mujeres, “las señoritingas” le llaman burlonamente alcaldes, concejales y vecinos de Los Vélez, bueno menos uno, Paco, el alcalde de María. Un acto puramente machista además de cobarde para señalar públicamente y aislar a las personas que buscan iniciativas sostenibles más productivas que contribuyan a  mejorar la competividad de sus explotaciones y por supuesto a la economía de  sus familias y de la comarca.

Echamos de menos propuestas de trasvases desde el propio Guadalquivir o desde Tajo Segura, reutilización de las aguas depuradas, solicitudes de los ayuntamientos para abastecer a la población con agua desalada, etc, pero no, lo que encontramos son grupos de influencia donde se quiere castigar la iniciativa empresarial para seguir viviendo de una agricultura de baja productividad con ecositema frágil que potencia la degradación del suelo para garantizarse el voto dependiente o cautivo que les asegure la permanencia en  su sillón.

“Señor Rivera vigile de cerca a sus parlamentarios para que sean coherentes con las propuestas  y reflexiones que usted hace y den ejemplo con las acciones prácticas que se llevan a cabo desde su partido”.

Artículo publicado en DIARIO DE ALMERÍA el 15 de Noviembre de 2017

http://www.diariodealmeria.es/opinion/tribuna/Rivera-dilema-agua_0_1191181375.html