RIESGO POR AHOGAMIENTO: LAS BALSAS DE RIEGO

0
122

El departamento de prevención de riesgos de ASAJA-Almería recuerda uno de los aspectos sobre el que hay que prestar mayor atención, y especialmente, llegada la época estival, que son los riesgos de las balsas de riego.

Fundamental: Vallado perimetral de la balsa. Pero es más, el vallado no es suficiente si no cumple con unas condiciones esenciales en cuanto a resistencia y altura suficiente. Por ello, no debe disponer de huecos o perforaciones, y en caso de ser accesible, la puerta debe ser cerrada con llave para sólo permitir el acceso interior a personas autorizadas. La altura del vallado deberá ser  de 2m, como mínimo.

Otro aspecto sobre el que tenemos que actuar son los medios de salida y rescate. En caso de que el accidente se produzca, es necesario disponer de medios que permitan al accidentado salir de la balsa y esto es de carácter obligatorio. Para ello se aconseja combinar varios sistemas de salida como cuerdas, flotadores y lastres verticales escalables siendo lo más idóneo que éstos estén distribuidos a lo largo del perímetro de la balsa.

Y por último la señalización de la balsa. La balsa debe ser señalizada con el objetivo de que toda persona visualice e identifique la instalación y sus riesgos con rapidez. Para ello se debe colocar de forma visible el cartel de “prohibido bañarse”.

Si aún tienes dudas recuerda que puedes contactar con nuestros técnicos en el 950 29 09 56.