LOS AFECTADOS POR LA BALSA DEL SAPO MUY DESCONTENTOS POR LA ÚLTIMA PREVISIÓN DE FINALIZACIÓN DE LA NUEVA IMPULSIÓN

0
170

4 de enero 2013. El enfado ha vuelto a llegar a los afectados por las inundaciones provocadas por la Balsa del Sapo, puesto que ante la esperanza del inicio de bombeo en la primera semana de 2013, como indicó a la Junta Directiva de la Asociación Cañada de Las Norias el Delegado de Agricultura y Medio Ambiente, José Manuel Ortiz, ahora publican mediante una nota de prensa que no será hasta febrero cuando se finalice la obra.

Hay que recordar que la fecha exacta de entrega de la obra debía de haber sido el 15 de diciembre de 2012, y que el retraso estimado ya es de 2 meses, hecho muy grave puesto que el nivel de la lámina de agua no deja de aumentar, a pesar de la inexistencia de lluvias, lo que provoca que cada día algún agricultor tenga que dejar abandonado su invernadero o muchos ciudadanos vean como el agua se encuentra más cerca de la puerta de su casa. Además a finales de noviembre, en una reunión celebrada entre los representantes de la delegación provincial de agricultura y medio ambiente y la Asociación Cañada de Las Norias, se informó a los representantes de los afectados que la obra había sufrido un retraso de 15 días como consecuencia de las lluvias recurrentes sufridas a principios de otoño. Hay que destacar que una obra de esta magnitud y necesidad debería haber previsto la posibilidad de que lloviera, y más atendiendo a la época del año que se trataba, aún así los afectados asumieron este hecho con resignación pero ahora no comprenden el retraso anunciado puesto que desde noviembre a penas ha llovido y sobre todo debido a que la empresa constructora ha abandonado el trabajo, no saben si por vacaciones, desde el 21 de diciembre, y se prevé que no vuelvan hasta el día 8 de enero.

Para la Asociación Cañada de Las Norias este hecho es una tomadura de pelo más, puesto que la administración autonómica debería haber intensificado el ritmo de trabajo tras los retrasos, sobre todo al tratarse de un problema que lleva coleando años y que es muy sensible entre la población. Por otra parte se desconfía en que la obras finalicen a principios de febrero porque una vez tras otra, realizan anuncios que después no se cumple, simplemente hay que recurrir a la hemeroteca y leer los periódicos desde hace 8 años hasta hoy.