LA PRIMERA ESTIMACIÓN DE LA COSECHA DE ALMENDRA EN ALMERIA PREVÉ UNA REDUCCIÓN DEL 12,5%

0
179

La primera estimación de cosecha de almendra en grano de Andalucía para la presente campaña. Tras la recuperación del año pasado (2012/2013), la producción de almendra vuelve a caer, debido a la incidencia de las heladas y las lluvias. Así, para una superficie de algo más de 110.000 hectáreas, se estima una cosecha de unas 8.100 toneladas, lo que significa una caída de un 32,5% respecto a la campaña anterior.

Las suaves temperaturas registradas en otoño e inicio del invierno provocaron el adelanto de la floración en la mayor parte de las zonas. En las variedades tempranas, principalmente comunas tradicionales y larguetas, el cuajado se ha visto muy perjudicado por las heladas. Las variedades tardías han tenido mejor floración, aunque ha habido muchos días de lluvia, con vientos fuertes, y la actividad de las abejas ha sido escasa. La elevada humedad y temperatura alta han provocado ataques de hongos importantes. Esto puede hacer que la cosecha final sea incluso un poco más baja de lo estimado inicialmente.

Por provincias, las inclemencias meteorológicas han sido especialmente intensas en Granada, principal productora, donde se espera una reducción superior al 43%, al pasar de las 6.000 toneladas del año pasado a las 3.400 que se esperan este año. En esta provincia, las heladas en el centro y en el sur han afectado a las variedades de floración temprana y la última helada de finales de abril ha dejado sin cosecha a varios pueblos del norte. Las lluvias continuas han afectado a la floración de las variedades tardías en el norte y centro de la provincia.

En el caso de Almería, se estima una producción de 2.800 toneladas, lo que supone un descenso del 12,50% respecto a la campaña pasada, cuando se recogieron 3.200 t. En las zonas de montaña del interior ha habido daños por las heladas en las variedades de floración temprana. En el resto de la provincia, los árboles no han florecido con vigor debido a que ya venían debilitados del año anterior, por lo que se espera una menor cosecha.

En el resto de provincias andaluzas, la producción se reducirá más de un 42%, pasando de las 2.000 toneladas recolectadas el año pasado a unas 1.100, un dato que puede revisarse a la baja, ya que las lluvias continuas durante casi dos meses han afectado a la floración y han propiciado fuertes ataques de hongos. Hay que seguir observando la evolución de los árboles.

Por variedades, se espera una fuerte reducción de comuna (que pasa de 9.400 t a 6.240 t, un 33,62% menos) y también de marcona (cae un 32,40%, de las 2.000 toneladas producidas en la campaña pasada a las 1.352 que se esperan en ésta). En cambio, suben las previsiones en el caso de la largueta, que pasaría de las 508 toneladas del año pasado a las 600 que se esperan en la campaña actual (sube un 15,30%).

En el resto de España se prevé una de las cosechas más bajas de los últimos 10 años. Se ha producido un descenso del 30,48% con respecto a la cosecha de la campaña pasada (32.053 toneladas de almendra grano). Esto se debe fundamentalmente a: las heladas de febrero y marzo, que afectan mayoritariamente a las variedades de floración temprana; problemas de polinización como consecuencia de las continuas lluvias en el momento de la floración y el agotamiento de las plantaciones como consecuencia de periodos de sequía en años anteriores.

Publicado: 14 mayo 2013