La Comisión Europea presenta su nuevo marco financiero plurianual con recortes inaceptables para la PAC

0
11

La Comisión Europea (CE) presentó este miércoles, 27 de mayo, su Plan para relanzar la economía de la Unión Europea (UE) tras la pandemia de coronavirus, a través de un Fondo de Recuperación con 750.000 millones de euros financiado con la emisión de deuda común y que finalizaría el próximo 31 de diciembre de 2024.

El Plan, denominado “Nueva Generación UE”, está centrado en tres pilares:

Un primer pilar de inversiones y reformas divido en un Fondo de Resistencia y Recuperación (560.000 millones de euros); y un complemento denominado React-EU (55.000 millones de euros).

Un segundo pilar de reactivación de la economía, integrado por dos fondos: un Instrumento de Apoyo a la Solvencia (31.000 millones de euro), destinado a las empresas en las regiones más afectadas por el Covid-19; y un nuevo Fondo de Inversión Estratégica (15.000 millones de euros). Además, en este pilar se integra la actualización del Programa InvestEU.

Un tercer pilar enfocado a las lecciones aprendidas tras la crisis, que integra, entre otros, un nuevo programa de salud (EU4Health), que contará con un presupuesto de 9.400 millones), y un refuerzo del programa Horizonte Europa (94.400 millones de euros).

Se reforzarían también el Fondo de Transición Justa (40.000 millones más) y el Fondo de Desarrollo Rural (15.000 millones).

El Fondo estaría integrado en el Nuevo Marco Financiero Plurianual 2021-2027 que la Presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, también presentó a la Eurocámara, con un total de 1,1 billones de euros, lo que eleva a 1,85 billones el Presupuesto total presentado por la presidenta de la Comisión.

Para que el plan de recuperación pueda estar en marcha en 2021, la Comisión Europea cree que tendría que haber un acuerdo entre países.

Por supuesto, el Parlamento Europeo también debe aprobar el paquete financiero presentado por la Comisión. Hay que recordar que el Parlamento Europeo ya se ha manifestado en diversas ocasiones en favor de un Presupuesto mucho más ambicioso, con un incremento de las aportaciones nacionales que podría llegar hasta el 1’3% de la Renta Nacional Bruta de los Estados Miembro, muy por encima del 1’11% que está proponiendo la Comisión Europea. 

En lo que respecta al presupuesto de la PAC en el Marco Financiero, la propuesta de la Comisión del presupuesto de la PAC 2021-27, sumados los 15.000 Millones que destina a Desarrollo Rural dentro del Fondo de Recuperación, asciende a 348.000 Millones de euros (en precios constantes 2018), frente a los 383.500 millones de euros para la PAC 2014-2020.

Esto es, un recorte de casi 35.000 millones de euros en las ayudas durante el período, de aproximadamente un 9% respecto al actual Marco Financiero 2014-20, concentrado en el primer pilar de la PAC (con un recorte de casi un 10%) y de un 6 % en Desarrollo Rural, si bien es cierto que la aportación de los 15.000 Millones de Euros dentro del Presupuesto de “Nueva Generación UE” hace que el recorte sea menor que lo que inicialmente proponía la Comisión en febrero de 2018.

El COPA y el COGECA, que representa a los agricultores y las cooperativas agrarias de la UE también ha mostrado su decepción con las cantidades asignadas a la PAC en la propuesta revisada del Marco Financiero. La reducción de aproximadamente el 9% de las ayudas directas en términos reales en un período en el que se ejerce tanta presión y se generan tantas expectativas en los agricultores es sencillamente inaceptable, según manifestó el Presidente del COPA, Joachim Rukwied, que considera que es el momento adecuado para que las instituciones comunitarias muestren a sus agricultores que estamos dispuestos a apoyarlos en la transición.

Las organizaciones agrarias españolas también han manifestado su desacuerdo en los recortes agrarios propuestos por la Comisión y confían que, tanto en el seno del Consejo Europeo, como nuestros eurodiputados luchen para mejorar las propuestas y lograr un presupuesto para la PAC acorde con las nuevas ambiciones y retos, y en cualquier caso superior al del actual periodo presupuestario.

ASAJA se ha manifestado contraria a nuevos recortes en la futura PAC, que vendrá marcada por nuevas exigencias en materia medioambiental y climática como consecuencia de la puesta en marcha de las estrategias adoptadas por la CE sobre Biodiversidad y “Del campo a la mesa”, asi como otras que se adopten en el futuro, y que necesariamente deben ir acompañadas de compensaciones por las limitaciones en la producción y sobre todo, con medidas atractivas y que respondan a los tres ejes de la sostenibilidad, medioambiental social y también económico.

En este sentido, ASAJA recuerda que muchos sectores y muchas explotaciones han quedado seriamente afectadas como consecuencia de la Crisis del Coronavirus y sus efectos en determinados mercados, especialmente sensibles a las variaciones del mercado, y la necesidad de que, en este Fondo de Recuperación, tengan también cabida las explotaciones mas necesitadas y la recuperación de la agricultura y el medio rural, a través del fomento de inversiones, infraestructuras, banda ancha, mejora de la cadena, innovación y desarrollo, mejora del regadío y apoyo decidido a la incorporación del jóvenes al campo.