ESTAMOS ANTE EL PEOR INICIO DE CAMPAÑA DE LOS ÚLTIMOS CUATRO AÑOS

0
178

ASAJA-Almería que viene realizando un seguimiento mensual al desarrollo de la campaña de hortícolas ha recogido las siguientes conclusiones (el período analizado comprende septiembre-primera semana de diciembre) y comparandolo con las últimas cuatro campañas:

– El calabacín lidera el “top” de las pérdidas con un precio medio un 58% inferior al del año pasado.

– La berenjena ha registrado en este período un precio medio un 56% inferior al del año anterior. Es el peor resultado de los últimos cuatro años.

– En el caso del pepino la pérdida del valor es del 51% respecto a la campaña anterior.  Lleva desde octubre con una media inferior a los 0.25 euros/kg.

– Todos los tipos de pimiento (excepto los tipo lamuyo rojo e italiano rojo) han visto descender su precio en comparación con la campaña anterior, y en el caso del California verde su precio medio es el más bajo de las últimas 4 campañas y está un 28% por debajo del año pasado. Todos se han estado vendiendo por debajo de costes.

– El tomate analizando todo el período en su conjunto es el único producto que ha registrado un precio medio superior al de la campaña pasada en sus tipos rojo suelto, pera y rama. En el mes de octubre ha estado por encima de valores registrados en años anteriores, si bien desde mediados de mes ha venido disminuyendo especialmente en el tipo pera que se ha situado en este inicio de diciembre por debajo del nivel de los cuatro últimos años y un 44% por debajo del año pasado. En diciembre enero y febrero se va a producir el mayor pico productivo, por lo cual inquieta la cotización que este producto pueda adquirir en estos meses ya que por ejemplo en el tomate pera se están registrando los peores precios de los últimos 4 años.

Tal y como ha expresado el presidente provincial, Francisco Vargas, “estamos muy preocupados por la evolución a la baja que han mantenido los precios y por lo que pueda ocurrir los  próximos meses”. Entre las causas, ajenas al agricultor, que han hecho bajar los precios están las medidas  puestas en marcha por los gobiernos para controlar y bajar el IPC, las acciones de la propia cadena alimentaria para satisfacer estas demandas ya que por cada céntimo que reduce la distribución hacia el consumidor reducen 2 al productor, manteniendo así sus márgenes,  las consecuencias derivadas del veto ruso ya que los precios de retirada se han acabado convirtiendo en precios de referencia para la gran distribución, la aplicación de la ley de la cadena y las temperaturas. También ha repercutido negativamente el cambio de fecha de plantación y el incremento de la superficie de cultivo.

Publicado: 11 diciembre 2014