ASAJA Y AGRICULTORES DEL PONIENTE PIDEN A LOS AYUNTAMIENTOS QUE DEJEN DE EXTRAER AGUA DE LOS POZOS DE BERNAL

0
168

En las últimas semanas agricultores de diferentes zonas del Poniente almeriense se han dirigido a Francisco Vargas, Presidente Provincial de ASAJA, para trasladarle la gran preocupación existente ante la escasez de agua al estar cortado el abastecimiento procedente del pantano de Benínar que está bajo mínimos. Por lo tanto no existen dotaciones extraordinarias de agua más allá de las extracciones subterráneas del acuífero.

ASAJA ya denunció este verano su preocupación por el nivel de extracciones que se estaban haciendo de los Pozos de Bernal por parte de algunos municipios, trayendo consigo la sobreexplotación del acuífero del Poniente y su salinización, con los problemas que a su vez ocasiona para las cosechas de la zona.

Ante esta situación ASAJA ha solicitado a los alcaldes a través de una carta que se frenen estas extracciones de agua de los Pozos de Bernal y se utilice el agua procedente de las desaladoras existentes en la zona para el abastecimiento urbano. “Almería cuenta con una desaladora en desuso y la de Dalías podría funcionar con un módulo, ya que se ha demostrado durante las pruebas realizadas que podría dar servicio a los municios del Poniente”, declara Francisco Vargas.

Haciendo memoria el agua de los Pozos de Bernal fue concedida a la ciudad de Almería a cambio de las dotaciones del pantano de Benínar porque las conducciones no estaban realizadas y no se podía emplear el agua del pantano, cosa que sí podía hacer la Junta Central de Usuarios del Poniente, concesionaria de los Pozos de Bernal. En estos momentos del pantano no se puede extraer agua y no se debe seguir extrayendo agua de estos pozos porque los metros cúbicos extraidos están ya muy por encima de la concesión que en su día tuviera la ciudad de Almería. Con estas extracciones se está poniendo en riesgo las producciones del Poniente debido a la salinización de los sondeos del entorno a causa de una explotación excesiva del acuífero, a esto se le suma la situación de sequía y escasez de lluvias que evitan que el acuífero se recargue y a las necesidades de riego derivadas de las altas temperaturas de estas semanas.

ASAJA plantea una solución que garantizase la sostenibilidad del sector agrario, la de que se empleen para consumo y usos urbanos el agua procedente de las desaladoras construidas, Almería y Dalías y se deje de extraer agua del acuífero, ya que el coste de desalación sería asumible sin modificar el recibo del usuario o consumidor final.

“En estos días son muchos los ojeadores y compradores internacionales que se están poniendo en contacto con regantes y con organizaciones como ASAJA para mostrarnos su preocupación por la situación del agua en la provincia e interesándose por el estado de los cultivos y si se garantizan las producciones, por lo tanto hay que poner en marcha mecanismos que solucionen la situación y no den lugar a elucubraciones”, añade Vargas.

ASAJA ya trasladó su preocupación por los Pozos de Bernal en el Comité de Gestión de Agua del Poniente

ASAJA recuerda que en la última reunión mantenida el 30 de junio en los Comités de Gestión de Agua del distrito Mediterráneo en la provincia ( Poniente Almeriense, Sierra de Gador – Filabres y Sierra de Filabres – Estancias) se anunció por parte de la Delegación de Medio Ambiente que había recursos hídricos suficientes para este año hidrológico recién iniciado. Apenas ha pasado un mes y medio y la situación es bien distinta, de hecho desde ASAJA se recriminó la tibieza a la hora de abordar la situación de los Pozos de Bernal en el acuífero del Poniente y que además se contase con una dotación de 10 hm3 para el campo de Níjar procedente de la desaladora de Rambla Morales, que todos sabemos está en desuso. También en esta reunión se anunció una aportación del Tajo-Segura que estamos viendo que no llega.

Ante esta falta de previsión se hace necesario convocar de forma urgente estos Comités, en los que se cuente con todos los agentes implicados, incluidos los Ayuntamientos, para dar una solución definitiva al déficit hídrico de la provincia que se sitúa en 170 hm3.

Además, creemos necesario que medidas como las anunciadas por el Ministerio de Agricultura para la región de Murcia relativas a la rebaja en el precio del agua desalada debido a la situación de sequía lleguen de inmediato también a Almería. “Hemos denunciado que el sistema de medición para decretar la situación de sequía en Almería no funciona por la peculiaridad de nuestro clima y vegetación, y esperamos que el Ministerio haga extensiva esta decisión a nuestra provincia que al igual que Murcia está en situación de sequía”.

ASAJA considera imprescindible que se apliquen urgentemente los fondos para mejora y modernización de regadíos que tanto Ministerio de Agricultura como Junta de Andalucía tienen previstos en las comunidades de regantes de la provincia para mejorar la optimización que ya se hace de este recurso limitado. Por otro lado reclamamos a los partidos políticos e instituciones almerienses que empleen la Mesa de las Infraestructuras como un auténtico foro de diálogo y reivindicación de las necesidades más urgentes que tiene la provincia, y que incluyan entre ellas al agua.

Publicado: 21 Octubre 2015