ASAJA VALORA EL POTENCIAL GANADERO DE LA PROVINCIA CON MÁS DE UN MILLÓN DE CABEZAS

0
42

Sectores como el porcino o el avícola están convirtiéndose en un revulsivo para las zonas rurales 

ASAJA-Almería destaca el valor y el potencial que tiene la cabaña ganadera en la provincia en la que existen unas 3.500 explotaciones, la mayoría de ellas en extensivo de ovino y caprino, y un millón de cabezas de ganado que generan miles de puestos de trabajo y que están suponiendo un verdadero balón de oxígeno para muchos municipios del interior, generando empleo y contribuyendo además al cuidado de montes y al freno de la despoblación.

Y es que gracias a estas explotaciones se generan más de 500.000 jornales cada año, principalmente de mano de obra familiar. “Ahora que está tan de moda hablar de la España vaciada y la despoblación como objetivos de esa agenda 2030 de nuestro Gobierno, debemos resaltar que agricultores y ganaderos son los verdaderos protagonistas de que muchos de nuestros pueblos sigan vivos”, señala Antonio Navarro Presidente de ASAJA.

Almería tiene la mayor cabaña de porcino de Andalucía

De hecho, sectores como el porcino o el avícola están teniendo un claro apogeo en los últimos años en Almería, que concentra la mayor proporción de porcino de Andalucía con más de 500.000 cabezas. En el caso del porcino, debemos destacar además los esfuerzos que está realizando por mejorar su sostenibilidad, en línea con lo exigido por Europa para su sector agrario, pionero en el mundo en este terreno. Por ejemplo, ha reducido su huella hídrica en los últimos 5 años un 15%.

La potenciación del sector se hace evidente en el interés existente por mejorar inversiones y modernizar las explotaciones, como por ejemplo ha ocurrido en las últimas convocatorias y en especial en la de incorporación al sector, donde más de 500 jóvenes se han unido al sector agrario en la provincia.

ASAJA recuerda que fomentar los sectores productivos en nuestras zonas rurales es también una apuesta por el futuro de las explotaciones y los pueblos, cada vez más envejecidos, de ahí que animemos a las Administraciones a seguir apoyando a sus agricultores y ganaderos promoviendo el relevo generacional y las inversiones para mejorar su eficiencia y sostenibilidad.

El sector ganadero y los sectores asociados al mismo, transporte o industria auxiliar, están siendo claras apuestas para dinamizar las zonas rurales, y los fondos de la Política Agraria Común por ejemplo son claves para ello. En el último ejercicio se han destinado más de 22 millones de euros a estos sectores; por todo ello no se entiende que sea un Ministro de Consumo el que eche por tierra todos estos esfuerzos por mantener un sector que es clave no sólo en la lucha contra la despoblación, sino también en la fabricación de alimentos de forma sostenible y segura.