ASAJA RECOMIENDA EL CONSUMO DE ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

0
204

El llamado oro líquido es un producto básico en la dieta mediterránea, al que tenemos un fácil acceso gracias a ser una de las principales zonas productoras y consumidoras europeas, es más, en nuestra provincia casi la totalidad de la producción es de aceite de oliva tipo virgen extra, un producto en clara expansión y que cuenta con el apoyo de gran parte de la comunidad científica que viene legitimando los múltiples beneficios que para el organismo tiene su consumo.

Desde ASAJA recordamos que el aceite de oliva presenta componentes antioxidantes, posee vitaminas A, D, K y E, y ayuda gracias al ácido oleico a reducir el llamado “colesterol malo”. Los investigadores afirman además que el aceite de oliva reduce el riesgo de enfermedades coronarias y ayudar a mantener baja la presión sanguínea. Y para sumar a la lista de estudios e investigaciones que avalan los beneficios de su consumo, investigadores del Área de Nutrición de la Universidad Pablo de Olavide, del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas han llevado a cabo un estudio en el que aseguran que tiene un papel protector en la enfermedad de hígado graso no alcohólica, pudiendo revertir el daño causado en el hígado por una dieta alta en grasas.

“Tenemos a nuestro alcance una gran variedad de aceites de oliva de una altísima calidad, un producto que tiene una importante presencia en nuestra dieta por ello queremos insistir en los beneficios de su consumo”, señala Francisco Vargas, Presidente Provincial de ASAJA.

Además desde la Organización se quiere recordar la importancia que el sector olivarero tiene para la economía de un gran número de poblaciones rurales y para la salud de las exportaciones andaluzas ya que se trata uno de los productos que más aporta a la producción agraria andaluza y lidera las exportaciones.

Publicado: 9 Diciembre 2016