ASAJA PARTICIPA EN EL ACTO DE PROTESTA DE LOS REGANTES EN DEFENSA DEL TAJO-SEGURA

0
26

MOVILIZACIÓN REGANTES

El Presidente de ASAJA, Antonio Navarro, y el Delegado en el Levante, Pascual Soler han participado en el acto reivindicativo celebrado en Huércal-Overa en defensa del Trasvase Tajo-Segura y que se ha celebrado de forma simultánea en Murcia y Alicante.

La Organización ha participado junto al resto de la Mesa del Agua que ha recordado que  “la actitud del Gobierno de España de cambiar de manera unilateral las reglas del trasvase, va a perjudicar de manera muy seria a los regantes de la Comarca del Almanzora y del Levante almeriense” ha recordado el portavoz del colectivo almeriense y presidente de la Federación de Regantes de Almería, José Antonio Fernández Maldonado. Por su parte, Fernando Rubio, también de la Mesa del Agua de Almería y representante de los regantes del Almanzora ha criticado “que se tomen estas decisiones únicamente atendiendo a razones políticas”.

UNA DECISIÓN UNILATERAL Y QUE NO ESTÁ DEBIDAMENTE JUSTIFICADA

Al término de la movilización se ha leído el manifiesto Contra la elevación innecesaria de caudales ecológicos en algunos tramos del río Tajo y el cambio de las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura. En él, los regantes almerienses recuerdan que “no hay justificación real para este tipo de medidas lesivas hacia el Trasvase, más allá de la acción política que premia a unas regiones en detrimento de otras. Los almerienses, alicantinos y murcianos tenemos los mismos derechos a las aguas excedentarias del Tajo que cualquier otro español, si no más después de 42 años de su disfrute”.

Además, se habla de “reducir” los volúmenes de agua para el trasvase al Levante español mientras que llega a Portugal mucha más agua de la que se recogen en los convenios firmados con el país vecino, donde desemboca al mar el río Tajo.

Y no sólo eso, los regadíos seguirían estando obligados a pagar las componentes de amortización y gastos fijos de funcionamiento del Trasvase Tajo-Segura, “con el consiguiente aumento de las tarifas a abonar por metro cúbico finalmente recibido”. Caso de darse situaciones de Nivel 3 los volúmenes para los mismos “se verían reducidos aún más, incrementándose el coste por metro cúbico derivado de la obligación de abonar íntegramente las cantidades fijas de la tarifa”. Este hecho se agrava por la incertidumbre de los envíos mensuales, pues el regante no sabe a priori el agua que recibirá hasta que finaliza el año hidrológico.