ALMERÍA DESTINA MÁS DE 1.000 HECTÁREAS AL CULTIVO DE BRÓCOLI, HABAS, ALCACHOFAS, CEBOLLAS Y GUISANTES

0
167

Estas hortalizas ocupan ya casi 2.000 hectáreas de suelo (1.775 al aire libre), donde el pasado año se recolectaron más de 29.000 toneladas, con un valor económico de 19,3 millones de euros.

Entre ellas destacan el brócoli, un cultivo que en la campaña 2012-2013 ocupó una superficie de 450 hectáreas al aire libre, y del que se cosecharon 9.860 toneladas, por las que los agricultores obtuvieron 5,7 millones de euros, producción que una vez comercializada superó los 11,8 millones, según datos de la Delegación de Agricultura.

Por la extensión del terreno que ocupan, tras el brócoli se situaron las habas verdes, con 313 hectáreas al aire libre, con una producción de 3.600 toneladas y una facturación en origen de 3,7 millones de euros. El cultivo de la alcachofa tuvo el pasado año en Almería 218 hectáreas, con 2.676 toneladas valoradas en 2,23 millones de euros.

Respecto a los guisantes verdes ocupan 118 hectáreas, de las cuales, 35 son al aire libre y 83 bajo abrigo. La cosecha de este producto ascendió a 716 toneladas (537 en invernadero), con un valor económico de 1,15 millones de euros. El precio medio del guisante fue de 1,61 euros el kilo.

Al cultivo de cebolla el sector hortícola almeriense dedicó en la campaña pasada 110 hectáreas, todas a la intemperie, que produjeron 2.308 toneladas valoradas en 473.000 euros. Otros productos que también cultiva la huerta de Almería son la col, el ajo, la escarola, la alcachofa, la acelga, el apio y el espárrago.

Publicado: 29 enero 2014