ACTO REIVINDICATIVO EN CUEVAS DEL ALMANZORA POR LA CRISIS DE PRECIOS

0
24

ASAJA junto a un grupo de empresas hortofrutícolas del Levante almeriense han organizado esta mañana en Cuevas del Almanzora un reparto de producto como acto reivindicativo a causa de la situación de bajos precios que atraviesa el sector en estas semanas. De esta forma, la agricultura del Levante, donde predomina principalmente el cultivo al aire libre ha querido trasladar a la sociedad y denunciar la situación por la que está atravesando.

Este acto supone una muestra de apoyo al conjunto del sector hortofrutícola que viene denunciando estos días la necesidad de tomar medidas con carácter urgente. Entre ellas los representantes de ASAJA, encabezados por el Presidente Antonio Navarro, han solicitado a las Administraciones a que vigilen el cumplimiento de los acuerdos, los contingentes y los cupos “pedimos al Gobierno que vigile lo que está entrando por los puertos y sea el interlocutor del sector en Europa”. También ha solicitado a la Junta de Andalucía que continúe con los controles para evitar prácticas ilegales y desleales como son el reetiquetado fraudulento de producto.

Desde ASAJA se ha querido señalar los bajos precios que tienen los productos que hoy se han regalado y que están en un nivel insostenible. Así por ejemplo la pieza de lechuga está por debajo de los 10 céntimos, entre 35-40 la coliflor; el precio del calabacín está en 18 céntimos/kg y el tomate a 17 céntimos. “Así no se puede trabajar, esto es como predicar en el desierto”, apuntaba Pascual Soler, delegado de ASAJA en el Levante.

Los agricultores y empresas presentes han querido recordar la importancia de que se puedan establecer mecanismos de gestión de crisis que puedan ser empleados de forma conjunta y coordinada, con un presupuesto propio para que puedan llegar al conjunto del sector y ayudar a regular el mercado y los precios cuando sea necesario, recordaba Soler.

Además, desde ASAJA se recordaba que de seguir con esta situación el futuro es incierto para mucha explotaciones que podrían desaparecer a causa de la falta de rentabilidad.

Más de 8.000 kilos de coliflor, calabacín,tomate y lechuga donados por empresas como Tomasol, Frutas Candil, La Granja (Domingo Silva Frutas y Horrtalizas) y Agrícola Navarro de Haro han sido repartido en la mañana de hoy.