VECINOS DE LAS NORIAS Y AYUNTAMIENTO DE EL EJIDO PREOCUPADOS POR LA SUBIDA DEL NIVEL DE LA BALSA DEL SAPO TRAS PARARSE EL BOMBEO PRINCIPAL

0
177

Tras un mes desde la entrega a bombo y platillo de la impulsión desde la Junta de Andalucía a la Junta Central de Usuarios el nivel de la lámina de agua ha subido 60 cm. En el día de ayer ha comenzado el bombeo de agua mediante la impulsión pequeña (180 l/s), tras una parada de total en el mes de junio.

Por su parte, el Ayuntamiento de El Ejido ha mostrado su preocupación ante el aumento del nivel de la lámina de agua de la Balsa del Sapo que vuelve a poner en peligro a la localidad de Las Norias por lo que ha exigido a la Junta Central de Usuarios del Acuífero del Poniente Almeriense que reanude de manera urgente el bombeo primario de 180 litros por segundo. De igual modo, ha solicitado una reunión con la delegación de Medio Ambiente para analizar la situación actual en la que se encuentra el acuífero.

El miedo vuelve a los habitantes del núcleo ejidense, puesto que desde que se dejara de bombear agua el día 30 de junio de 2012 la lámina de agua ha ido subiendo a razón de entre 2 y 3 centímetros por día. Y es que aunque el acuerdo con el Ayuntamiento de Roquetas de Mar pasaba por dejar de bombear a la rambla durante el verano, los afectados pensaban que mantendría el bombeo de menor caudal construido en 2006, lo que habría permitido al menos mantener el nivel basal alcanzado.

La mayor parte de los afectados ya han realizado un gran desembolso para poner de nuevo en marcha sus explotaciones agrarias o reformar los sótanos recuperados, pero temen que ese dinero caiga en saco roto sino se pone freno a esta dinámica. Desde el colectivo que concentra a los afectados por la subida del nivel de la lámina de agua en la Cañada de Las Norias se han mantenido contacto con responsables de la administración autonómica y con los dirigentes de la Junta Central de Usuarios, los primeros se escudan en que ellos han ejecutado la obra y la han entregado al organismo que aglutina a la mayor parte de comunidades de regantes del Poniente, y los otros llevaban más de quince días diciendo que iban a comenzar con la evacuación de forma inmediata y hasta el día 1 de agosto no lo han hecho.

Desde la Asociación Cañada de Las Norias, se admite que la solución perfecta sería la utilización del agua extraída para el riego, de forma que se sufrague el coste de la extracción con el canon de uso del agua, de forma que se protegen también los acuíferos, pero que lo más importante es la seguridad ciudadana y la protección del sector agrícola local, por ello estiman que lo primordial debe ser mantener unos niveles adecuados independientemente de la demanda de agua para riego.

Por tanto, desde nuestro colectivo se garantiza labor de auditoría de dichas instalaciones y se AMENAZA con iniciar el periodo de protestas más intenso que nunca en el caso que no se cumplan las expectativas, ya que en ningún momento se va permitir otra vez que destruyan el futuro de un pueblo que ahora sí cuenta con los medios necesarios para protegerlo, evitando otra vez pérdidas millonarias y estar a merced de una lluvia que pueda acabar con numerosas vidas humanas.

El túnel de evacuación sigue siendo la solución definitiva.

El hecho de la discontinuidad del bombeo no quita que se mire el túnel de evacuación como la solución definitiva, todo este temor desaparecería en el caso de que se hubiera construido el túnel porque esta conducción garantizaría un nivel basal y se podría bombear agua a demanda. Desgraciadamente las administraciones se echan la pelota de una a otra lo que nos hace temer que esta infraestructura se quede en el limbo provocando probablemente en el futuro un desastre de magnitud desconocida en la comarca.

Desde Acuamed se nos ha indicado que el proceso se está retrasando debido a los retrasos en la tramitación de expedientes por parte de la Junta de Andalucía, y los responsables de la administración autonómica contestan que ellos sólo cumplen con los plazos establecidos y que la competencia en la ejecución del túnel es de la Administración General del Estado. En medio, los habitantes del Poniente Almeriense que en su mayoría no entendemos ni de competencias ni de plazos sólo de la preocupación de que no llegue una lluvia torrencial.

Publicado: 2 agosto 2013