Asaja valora primer acuerdo sobre la PAC, que despeja algunos “fantasmas”

0
189

El presidente nacional de Asaja, Pedro Barato, ha valorado el primer acuerdo de los Veintisiete sobre la reforma de la Política Agraria Común (PAC) ya que despeja “fantasmas” como la flexibilización en las prácticas ecológicas y permite a España limitar la superficie elegible para recibir ayudas.

Barato ha hecho esta primera valoración del acuerdo alcanzado ayer en Bruselas, en el Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE), en declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en Zaragoza en la “Jornada PAC. 2014-2020” de Asaja Aragón,

En la jornada, el presidente nacional ha dado a conocer los acuerdos alcanzados por el Consejo de la UE para que los agricultores se puedan ir adecuando y programando sus decisiones y ha felicitado al ministro español, Miguel Arias Cañete, por el trabajo que está haciendo.

Ya que, según Barato, se partía en España de unas características peculiares de agricultura mediterránea, de “tener de casi todo, pero no tener un gran potencial”, y después de la reunión de ministros de ayer en Bruselas se “va viendo la luz” de como se va a aplicar la Política Agrícola Común, en primer lugar con un presupuesto que “en principio tiene que ser suficiente”.

En segundo lugar, se han “flexibilizado mucho” esos “fantasmas” que había de que algunos pagos tenían que ser por prácticas medioambientales, ha dicho, y ha añadido que se reconoce que España es un país con agricultura mediterránea “que de por sí ya no tiene que cumplir ninguna situación”.

El “gran fantasma” de la tasa plana también desaparece, “ya que la convergencia va a ser entre nosotros y no en los papeles”, ha agregado Barato.

En este sentido, ha destacado el hecho de que se deje que la convergencia interna se haga aquí y “que no tenga unos desequilibrios tan grandes que haya unos enfrentamientos entre territorios, pero no sólo entre Aragón o de Andalucía sino entre los de Aragón o entre pueblos de Zaragoza con Zaragoza”.

A juicio de Barato, esa convergencia interna se hará de una forma “muy inteligente” y no habrá disminuciones o serán “muy poquitas”.En tercer lugar, ha explicado que también se dejan al Estado español el poder limitar el número de hectáreas con derecho a pago, una limitación que en su opinión beneficia tanto a los agricultores como a los ganaderos.

Sobre si esta posibilidad de que cada Estado sea el que vaya a decidir el reparto produzca algún problema entre las CCAA, Barato ha dicho, sin “ningún tipo de tapujos”, que Asaja ha dado pruebas de que cuando hay que tomas decisiones con coraje, como ha sido el tema del agua en España, la organización ha puesto al servicio de los agricultores españoles un equilibrio.

Y ha agregado que le gustaría que “más o menos” la reforma de la PAC tuviera un “status quo” como el que ahora mismo tienen los agricultores y ganaderos españoles.

El presidente nacional de Asaja se ha referido a otra serie de situaciones que se dejan aparcadas y que tienen que ver con el desarrollo rural, el agua o los recursos naturales, ya que el Consejo no es cuerpo de ley y ahora el texto tiene que ir al Parlamento Europeo, ha dicho.

Asimismo, Barato ha señalado que todavía no puede decir que va a pasar con los derechos del vacuno, ovino y caprino y como va a ser el pago único, aunque en su opinión se mantendrá el nivel económico. En este sentido ha explicado que la ganadería “es el sector y los subsectores que con línea y media los reglamentos y los papeles de la PAC los han despachado”.

Respecto a que la reforma de la PAC entre en vigor un año más tarde de lo previsto, ha señalado que “eso se denomina tener una PAC vieja con un presupuesto nuevo” y que, aunque habrá algunas tensiones y será necesario hacer ajustes, no serán considerables. Para Barato, las “tensiones importantes” están viniendo de casi todas las CCAA que no están poniendo su parte proporcional y se deja de percibir bastante dinero.

Publicado: 21 marzo 2013

Fuente: EFE