REUNIÓN EN EL EJIDO PARA ABORDAR LA SITUACIÓN DE LA BALSA DEL SAPO

0
170

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, acompañado de los concejales de Agricultura, Manuel Gómez, y Obras Públicas, José Andrés Cano Peinado, ha mantenido  una reunión con los miembros de la Asociación Cañada de Las Norias para analizar la situación de la Balsa del Sapo.

Según han señalado las intensas lluvias registradas en semanas anteriores han traido cosigo una subida de la cota de seguridad situada en 24 metros, por encima de lo establecido, que son 22 metros.

A fin de evitar que se repitan situaciones de riesgo, como las ocurridos en años anteriores, los asistentes a la reunión han acordado exigir a la Junta de Andalucía y a la Junta Central de Usuarios el cumplimiento de la cota de seguridad de la Balsa del Sapo.  Para ello, según han explicado, es necesario e imprescindible el funcionamiento pleno del régimen de bombeos que en su día se acordó. Algo que, evidentemente, no se está cumpliendo.

De ahí que uno de los principales acuerdos adoptados sea el de solicitar una reunión al delegado territorial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Antonio Martínez Rodríguez, para trasladarle la preocupación existente ante la irregularidad que está experimentando el sistema de bombeo.

De la misma manera, y como solución estructural al problema, el alcalde y la Asociación Cañada de Las Norias coincidieron, también, en la necesidad de pedir al Estado que agilice al máximo todos los trámites medioambientales necesarios para la conclusión del proyecto de construcción del túnel de desagüe, de manera que éste pueda entrar dentro de la futura planificación presupuestaria del Gobierno y así impulsar estas obras de forma urgente.

Además, la reunión ha dado más de sí, ya que se ha abordado una de las alternativas paralelas a tener en cuenta mientras se impulsan las obras del túnel de desagüe, como es la reutilización del agua sobrante de esa Balsa del Sapo. En este sentido, tanto la asociación como el Consistorio, ven necesario avanzar en la apuesta por desalación mediante el uso para riego del recurso hídrico resultante de la mezcla de los aportes procedentes del humedal y los de la Desaladora en un porcentaje del 40 y 60 por ciento respectivamente.

Publicado: 7 Octubre de 2015