ESTRATEGIAS PARA MANTENER BAJO CONTROL LAS POBLACIONES DE PULGÓN

0
45

Depredadores y parasitoides contra el pulgón en ecológico

El cultivo ecológico en invernadero está incrementando su superficie de forma importante en el sureste peninsular.

Para un buen control de las plagas, que nos permita obtener las producciones necesarias que mantengan la rentabilidad económica de estos cultivos, no es suficiente con la sustitución de los insumos de la agricultura convencional por los registrados en ecológico.

Dependiendo del cultivo, del momento, del ciclo y de la región o zona, la plaga principal será una u otra. En general, la plaga que más está afectando a los cultivos ecológicos del sureste en los últimos tiempos y que más difícil resulta de controlar son los pulgones o áfidos.

En cucurbitáceas de ciclo corto de primavera, suele ser Aphis gossypii la especie más frecuente, mientras que en solanáceas lo son Myzus persicae y Macrosiphum euphorbiae.

En Almería, donde se solapan diferentes cultivos durante todo el año y la superficie de invernaderos continua creciendo, estas especies de pulgón se suelen encontrar en todos los cultivos ecológicos. Además, las plantas suelen ser atacadas por varias especies de pulgón a lo largo del ciclo de cultivo.

Debido a las dificultades que supone el control de estas especies, los equipos de I+D y técnico de Agrobío llevamos años trabajando en mejorar el protocolo de manejo integrado de los pulgones.

Cómo mantener bajo control las poblaciones de pulgón

Es necesario implementar estrategias de establecimiento precoz de los auxiliares que mantengan las poblaciones de áfidos por debajo del umbral económico de daño. Para que esto sea posible, es fundamental alcanzar una alta biodiversidad funcional, combinando distintos parasitoides y depredadores que luchen contra los pulgones de manera diferente.

El protocolo con el que trabajamos el control biológico de los pulgones en Agrobío combina varias estrategias. En primer lugar, empleamos diferentes especies de cereal con pulgones huésped (Sitobion avenae y Rhopalosiphum padi) e islas de vegetación con plantas refugio de los enemigos naturales (dentro y fuera del invernadero). Cuando los pulgones huésped de los cereales se han establecido, realizamos pequeñas sueltas de mezclas de avispas parásitas de pulgones (MIXcontrol) como Aphidius sp.Aphelinus abdominalis o Praon volucre combinadas con bajas dosis de depredadores, como sírfidos (SIRFIcontrol), Aphidoletes o crisopas.

Si podemos establecer buenas poblaciones de enemigos naturales usando los pulgones del cereal, antes de que aparezcan los que son plaga, los auxiliares detectarán los primeros focos y comenzarán a controlarlos de forma rápida. Las dosis de suelta curativas de parasitoides, serán más bajas que cuando se liberan tras la detección de las colonias de pulgones. Además, cada especie de avispa parásita realizará un control específico de su pulgón favorito y con la ayuda de los depredadores que se han liberado y de los que aparecen, como las mariquitas, sólo será necesario tratar con fitosanitarios puntualmente focos concretos, con lo que se respetaran más los auxiliares.

Ana B. Arévalo – Responsable de Desarrollo Técnico en campo de Agrobio

www.agrobio.es