BALANCE AGRARIO DE 2020: EL AGRO CIERRA EL AÑO CON UNA PÉRDIDA DE RENTA SUPERIOR AL 15%

0
17

ASAJA-Almería destaca en su balance anual que el sector en este año además de responder a las necesidades generadas por la crisis sanitaria y las restricciones de movilidad, ha tenido que hacer frente a su propia crisis, motivada por la falta de precios justos y  la subida de costes, entre ellos y de forma especial la de los costes laborales motivados por la subida del SMI (que ha subido en dos años casi un 30%), o el incremento de las cuotas de los trabajadores autónomos, lo que ha puesto aún más difícil la situación. Así las cosas la agricultura en la provincia cierra el año con una pérdida media de renta por encima del 15%,  y donde sectores como el olivar, los frutos secos o el hortícola han vivido crisis de precios que han hecho mella en la rentabilidad de los productores.

Antes de declararse la actual situación sanitaria, ASAJA ya establecía en un 15% la caída de la renta en el sector hortícola en apenas dos años, destacando que al inicio del año, el déficit entre los ingresos y los gastos era de unos 7.000 euros por hectárea. Así, tras el paréntesis de una primavera de confinamiento, la situación ha vuelto a parecerse mucho a la que dejábamos, ya que este tramo final del otoño nos ha vuelto a llevar a crisis de precios, que se ha cebado con productos como el pepino, y que han vuelto a poner de manifiesto algo que la Organización lleva años reclamando que es la importancia de la planificación y la mejora de los actuales mecanismos de gestión de crisis que siguen sin aplicarse ni ser verdaderamente efectivos.

La campaña de primavera para las hortalizas les permitió respirar y recuperar parte de las pérdidas ya que hubo demanda, consumo y la cadena funcionó de forma normal y sin incidencias a pesar de la COVID-19, permitiendo mejorar los precios de años anteriores y especialmente en sandía y melón, si bien en el caso de la sandía cabe señalar los bajos precios registrados a partir de junio con la entrada en producción de las producciones al aire libre que han tenido una pésima campaña.

Situación muy diferente la que han vivido sectores como el de la flor y la planta ornamental o los diferentes sectores ganaderos, con problemas en la comercialización debido al cierre del canal HORECA dejando importantes pérdidas económicas aún por valorar, pues las restricciones no han acabado y no se ha vuelto a la normalidad.

Sin embargo, la crisis sanitaria nos ha permitido poner en valor al sector y que la sociedad reconozca la variedad y la calidad de productos que ofrece el mundo rural en nuestro país. Para ello desde ASAJA pusimos en marcha una campaña con el lema “Elige producto de la tierra, ganas tú, ganamos todos” para fomentar el consumo de productos locales y apoyar a un sector estratégico y que, a pesar de lo que digan grandes macrocifras la realidad es que se ha visto afectado por esta crisis.

Un año con marcado carácter reivindicativo

Destacamos también el carácter reivindicativo que ha tenido 2020 para el sector agrario provincial y nacional, ya que desde su inicio y hasta estas últimas semanas, ha estado poniendo el acento en los problemas estructurales que padece con movilizaciones y actos reivindicativos antes y después de desatarse la pandemia. “El año comenzaba con reivindicaciones conjuntas y simultáneas por todo el país bajo el lema de Agricultores Al Límite, en defensa del futuro del sector y reclamando soluciones a la falta de unos precios justos que está poniendo en tela de juicio la rentabilidad de las explotaciones agropecuarias”, afirma el Presidente Provincial, Antonio Navarro.

 En la agenda de este año ASAJA destaca también la reforma de la llamada Ley de la Cadena Alimentaria, surgida a raíz de las reivindicaciones de principios de año y que trae consigo la consideración de los precios de costes como referencia a la hora de dar valor a los productos. Una reforma entraría en vigor el próximo año, pero a la que se necesita dar un desarrollo reglamentario. Desde ASAJA insistimos en que toda esta reforma debe ser entendida como un instrumento de apoyo que garantice al productor una rentabilidad que a día de hoy no está garantizada.

Y además, seguimos con el reto pendiente de mejorar los mecanismos de gestión de crisis de mercado para  permitir que a estas medidas puedan acceder todos los agricultores independientemente del modelo de comercialización que tengan y además, es preciso que se dote de un presupuesto específico para que estas retiradas de producto puedan ser efectivas cuando se requieran, una línea de trabajo en la que estamos buscando el consenso de todo el sector para mejorar aquello en lo que hoy se está fallando.

También cuestiones como la necesidad de control de las importaciones, el cumplimiento de los acuerdos, la vigilancia de las fronteras y el control y sanción de prácticas fraudulentas como el reetiquetado han formado parte de la actualidad agraria de este año, y de las reivindicaciones realizadas y lamentablemente, seguirán siendo fundamentales para el sector también en 2021.

Agua

El agua ha vuelto a formar parte de las prioridades de la Organización, ya que todas las inversiones que se venían reclamando no han llegado, y la situación de déficit existente sigue siendo uno de nuestros grandes hándicaps. Así a la falta de noticias sobre la reparación de la desaladora del Bajo Almanzora 8 años después, se le han unido la paralización de los trasvases, poniendo en una situación muy complicada al Levante Almeriense y Bajo Almanzora ante la falta de alternativas para estos agricultores, situación de la que todas las Administraciones son conscientes y que desde ASAJA llevamos denunciando años.

Seguimos demandando la llegada de inversiones en materia de agua, que se finalicen las infraestructuras pendientes y se permita a este sector seguir siendo competitivo y eficiente. “Además es necesario que se tomen las medidas necesarias para evitar cortes como los que se han producido este inicio de campaña, y que tengamos sectores y zonas como el Campo de Tabernas sin agua por la ausencia de inversiones. El agua debe ser una prioridad”, recuerda el Presidente de ASAJA.

Negociaciones trascendentales para dibujar la nueva PAC

 La PAC también ha tenido su protagonismo este año,  especialmente tras conocer  lo que respecta al presupuesto en el nuevo Marco Financiero, con una propuesta de un recorte de casi 35.000 millones de euros en las ayudas directas, aproximadamente un 9% y de un 6 % en Desarrollo Rural esto junto a la aplicación de nuevas exigencias en materia medioambiental recogidas en estrategias como “De la granja a la mesa” y “Biodiversidad en el horizonte 2030”. ASAJA, que se opone a este recorte, sostiene que estas exigencias deben necesariamente ir acompañadas de compensaciones por las limitaciones que imponen a la producción ya que el sector debe mirar y tener en cuenta además que estas exigencias y requisitos no lo hacen más competitivo en un entorno global y con nuevos acuerdos comerciales, como puede ser Mercosur. Sin una garantía a la rentabilidad de las explotaciones poco competitivo puede ser un sector asfixiado por las exigencias y por la competencia externa.

Relevo en la Presidencia de ASAJA-Almería

A nivel interno, este año se ha iniciado una nueva etapa en la Organización, al tomar el relevo en la Presidencia Antonio Navarro Martín que sustituye a Pascual Soler, y que fue elegido por aclamación en la Asamblea electoral celebrada en Adra en el mes de julio.

Se inicia por lo tanto una nueva etapa en la que se pretende continuar con la línea de crecimiento de los últimos años, fortaleciendo la red de oficinas y ampliándola con la presencia de una nueva sede en Huércal-Overa.

En el ámbito sectorial ASAJA pretende reforzar sectoriales como la de jóvenes, agua, cultivos de interior y caza.

 

EL AÑO PARA DIFERENTES SECTORES AGRARIOS

Frutos Secos

En este caso podemos señalar dos situaciones diferentes, por un lado las buenas perspectivas de la cosecha de almendra en la provincia en términos de producción y rendimientos gracias a que la climatología fue aliada durante la primavera, con  presencia de lluvias en zonas como Los Vélez, aunque la situación ha variado en otras comarcas como Almanzora o en Nacimiento.

2020 ha traído malos precios para el sector desde el inicio del año afectando a todas las variedades excepto la almendra ecológica, la caída del valor es del 30%.

Uva de vino

En el caso del sector vitivinícola podemos hablar por un lado de una buena cosecha, con mayor producción que la anterior (alrededor de un 30% o incluso más en algunas zonas). Sin embargo este sector, muy dependiente del consumo en el canal Horeca ha sido uno de los más afectados por la crisis económica generada por la COVID-19.

Cítricos

Este 2020 ha sido un buen año para los cítricos de la provincia en lo que respecta a los precios, especialmente a partir del mes de marzo y a causa de la crisis del Coronavirus, empujado por la demanda y el consumo que se incrementó de forma muy considerables en el período marzo-junio dejando precios muy por encima del año anterior, que fue desastroso.

En este tramo final del año, con el inicio de la nueva cosecha la situación ha cambiado y aunque los precios han comenzado de forma aceptable, están un 21% por debajo de los registrados el año pasado en este mismo período. También es destacable los daños que la climatología está ocasionando este otoño, en un primer momento causando el rajado del fruto y posteriormente a causa del temporal de viento de principios de mes, con daños importantes en la zona del Levante almeriense, aún por evaluar.

Cereal

En el caso de los cereales, un año más hemos asistido a una buena cosecha en la provincia, ha sido un año climatológicamente muy positivo para este cultivo en comarcas como Los Vélez. Sin embargo la situación de los precios, en niveles de hace 40 años, lo convierte en un sector en retroceso a favor de otros como los frutos secos.

Olivar

En el caso del olivar desde ASAJA queremos hacer hincapié en la importancia que el acceso al regadío tiene para estas explotaciones, donde una vez más la sequía (a pesar de la lluvia caída en primavera) ha determinado que nos hayamos encontrado con menor cosecha aunque con mayor calidad.

Trascendental ha sido la situación de crisis de precios vivida por este sector, con precios casi un 20% inferiores a los del año anterior.

Ganadería:

En este apartado desde ASAJA destacamos la creación de SEPOR-ASAJA, sectorial de porcino de capa blanca, que nace a raíz de la demanda de los ganaderos de la organización en un sector que sigue en auge en la provincia.

En el caso de este sector destacamos la situación generada por la expansión de la peste porcina por Europa favoreciendo al sector nacional, que continúa mejorando los precios.

En el caso la leche de cabra  ha experimentado en este año un descenso del 7% y especialmente con el cierre de la hostelería y las restricciones.

La COVID-19 ha afectado a los sectores ganaderos si bien desde ASAJA destacamos que no a todos por igual, ya que a pesar de los primeros momentos en los que la demanda bajó y cayeron los precios, posteriormente repuntaron y en el caso de algunos como es  el caso de la carne de cordero ha finalizado el año con un precio un 8% superior al del año anterior.