ASAJA PIDE A LOS EURODIPUTADOS ESPAÑOLES LA DEFENSA DE LOS INTERESES DEL SECTOR ANTES DE DAR EL SÍ AL ACUERDO CON MERCOSUR

0
268

Estos días se ha puesto el acelerador en las negociaciones entre la UE y los países de Mercosur con el objetivo de dar carpetazo al acuerdo comercial, cosa que podríamos conocer incluso a lo largo de las próximas horas. Desde ASAJA-Almería queremos mostrar nuestra preocupación por que el Gobierno español se haya posicionado a favor de avanzar y culminar el acuerdo, a pesar de las repercusiones para sectores tan importantes como el de los cítricos, de los más perjudicados por una liberalización comercial con países como Brasil, y cuando estamos comprobando las repercusiones de los acuerdos con países como Sudáfrica sobre este sector. Pero no sólo los cítricos se la juegan, sino que el cárnico o las frutas también deben considerarse como “sensibles” a este acuerdo, por ello insistimos en el equilibrio y la reciprocidad deben estar garantizados, y que sin ellos nuestros representantes políticos en Europa no deben dar el “sí”.

ASAJA lamenta el oscurantismo que se ha estado manteniendo en torno a un acuerdo comercial que nos tratan de “vender” en las últimas horas como positivo, lo cual no hace sino incrementar los recelos en el sector, que insiste en que lo prioritario es defender los intereses de los agricultores y ganaderos de los sectores que se verán afectados.

Una de las principales amenazas para nuestra provincia está no sólo en la liberalización de cítricos, donde Brasil es el principal y casi único proveedor de zumos de naranja concentrados a la Unión Europea, y donde Argentina tiene un peso importante en producción de limón, sino que también tenemos que tener en cuenta el potencial agrario que tienen todos estos países y para productos como el melón; que llegan al mercado antes de nuestras producciones. ASAJA recuerda que España es el principal proveedor de melón a la Unión Europea, seguida de cerca por Brasil que ocupa el segundo lugar y, siendo además los primeros en llegar al mercado provocando junto a otros países africanos una situación de elevada competencia en el mercado europeo, lo que está poniendo las cosas realmente difíciles a los agricultores de nuestra provincia, donde el melón ha ido perdiendo importancia y cuyo futuro es incierto debido a la escasa rentabilidad que genera en primavera.

Por ello si tal y como ocurre con las producciones que llegan de Países Terceros, no se garantiza el cumplimiento de todas las exigencias medioambientales, fitosanitarias y de seguridad alimentaria y de trazabilidad y etiquetado que se exigen a las producciones europeas el acuerdo provocaría importantes perjuicios a nuestros productores. Por este motivo ASAJA reclama que en Europa se defiendan los intereses de nuestros agricultores, y valoren las repercusiones económicas que todos estos acuerdos, sobre los que después la escasa vigilancia es un coladero, pueden traer a la agricultura europea.

Esperamos que la Comisión y nuestros representantes en Europa expliquen cómo se conjuga que tengamos que importar más productos agrícolas de Brasil cuando el gobierno brasileño ha autorizado recientemente más de 150 nuevos plaguicidas, muchos de ellos que no pueden utilizar los productores europeos.

Por otro lado recordemos que son precisamente las grandes empresas de importación y las grandes cadenas las principales beneficiadas por un acuerdo con el presionar aún más a la baja a las producciones locales a las que se exige calidad, seguridad y sostenibilidad y a un precio que dista de cubrir todos estos costes.

Comunicado conjunto del sector:

GRAN PREOCUPACIÓN DEL SECTOR AGRARIO ESPAÑOL ANTE EL INMINENTE ACUERDO DE LA UNIÓN EUROPEA CON MERCOSUR

“Los acuerdos de la UE con terceros países deben estar basados en principios de equilibrio, reciprocidad y defensa del modelo de producción de la UE”,  se recuerda desde las organizaciones  y cooperativas agrarias españolas

Madrid, 28 de junio de 2019.- Tras casi 20 años de negociación, el Acuerdo de la UE y Mercosur se encuentra en un punto muy cercano a la firma. El sector agrario español, representado por las organizaciones ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias de España se ha dirigido al  presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para expresarle la preocupación de los productores agrarios ante la firma de un acuerdo desequilibrado que no tenga en cuenta ciertas producciones agrarias, especialmente algunas mediterráneas. El impacto del acuerdo no solo pondría en peligro dichas producciones sino también el tejido económico de las zonas productoras, algunas ya muy castigadas, e incluso el modelo productivo europeo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

De todos es conocido que el Gobierno español ha sido durante años, y lo es ahora junto con Alemania y otros socios europeos, defensor de alcanzar un acuerdo con Mercosur, pero debemos recordar que también existe otro bloque de países comunitarios encabezado por Francia y Bélgica que ha expresado su preocupación por aspectos concretos del acuerdo. Desde el sector agrario español somos partidarios de un comercio internacional justo y equitativo pero sostenemos que “querer desarrollar un acuerdo con Mercosur no debe estar reñido con la defensa de nuestros intereses agrícolas y ganaderos, base económica de las zonas rurales y sustento clave para fijar población en el territorio y para la gestión medioambiental.”

Los estudios de impacto elaborados en relación con este Acuerdo UE-Mercosur demuestran que hay una serie de productos que sufrirán un grave efecto de ponerse en marcha el acuerdo en sus actuales términos. En concreto hablamos de sectores tan importantes para España como son la ganadería, los cítricos o el arroz.

El vacuno de carne, un sector con amplia implantación en zonas de nuestro territorio con gran valor ambiental, soporta ya importaciones de Mercosur que suponen el 80% de la carne de vacuno que entra en la UE y cualquier concesión adicional introducirá fuertes desequilibrios en este mercado en un momento en que tendremos que enfrentar también el Brexit.

En el caso de los cítricos, un sector muy afectado ya por el aumento de concesiones acumuladas por otros acuerdos comerciales como el de Sudáfrica, la firma de este acuerdo supondrá empeorar aún más la situación en los próximos años por la liberalización de las importaciones de zumo de naranja de Brasil, que ya ostenta el 90% del mercado de la UE. Ello supondrá el cierre de las pocas industrias que quedan en España. Otro producto mediterráneo que deberá ser reconocido como un sector sensible es el arroz, que también ha sufrido ya las concesiones de otros acuerdos comerciales. Debemos recordar que el arroz se cultiva en España en zonas medioambientalmente muy sensibles y donde no existen alternativas de cultivo.

Todas estas concesiones no solamente hacen peligrar un tejido económico en las zonas productoras ya castigadas, sino que pone en duda el modelo productivo que defiende la UE, más respetuoso con el medio ambiente y de acción por el clima, que será imposible de controlar en las producciones de Mercosur y que entrarán en unas condiciones competitivas mejores y con menos requisitos en el mercado de la UE.

En este sentido, debemos recordar las estrictas normas de obligado cumplimiento que rigen para los productores europeos en materia sanitaria, fitosanitaria, zoosanitaria y de sanidad animal y de respeto medioambiental que la UE debe conseguir que queden garantizadas de forma clara e inequívoca en el acuerdo para asegurar a los consumidores europeos que los productos alimenticios que adquieran en el mercado comunitario cumplen con todos los requisitos y estándares europeos.

En definitiva, el sector agrario español recuerda que negar las graves consecuencias de este acuerdo en amplias zonas productivas y productos sensibles no hará desaparecer la realidad y por tanto el Gobierno de España tiene una responsabilidad con los sectores concernidos y a tenor de las negociaciones desarrolladas hasta el momento nunca se ha percibido la defensa de nuestros sectores sensibles, como si han hecho otros Estados miembros de la UE, especialmente con el vacuno.