ASAJA INSTA A LOS AGRICULTORES DE LOS VÉLEZ A QUE NO CORRAN RIESGOS Y RECUERDA QUE SE PUEDE OBTENER UNA SUBVENCIÓN DE HASTA EL 65% EN EL COSTE DEL SEGURO

0
189

ASAJA-Almería cerraba el domingo el ciclo de jornadas previsto en la feria Terracultura en Chirivel con una charla centrada en el seguro agrario en las producciones agrícolas y ganaderas predominantes en la comarca de Los Vélez.
Aprovechando que nos encontramos con la posibilidad de contratar el módulo P en el seguro para el almendro y también para cereal, el departamento técnico de ASAJA recordó las coberturas incluidas en estas líneas y lo que garantiza este módulo P. Desde la puesta en marcha del seguro creciente, existen diferentes módulos que cuentan con coberturas diferentes, pudiendo llegar la subvención del coste del seguro hasta en un 65%, por lo que necesitan de un mayor asesoramiento e información, “en ocasiones se deja la contratación del seguro y la elaboración de las pólizas en manos de personal no conocedor de la realidad del campo y del funcionamiento del seguro así como de las coberturas”, señalaba Ángel López, director técnico durante su intervención en esta charla, “y después nos encontramos con disminuciones en los rendimientos de los cultivos expresados en las pólizas, con lo cual a la hora de una valoración del siniestro la compensación de las pérdidas sufridas también será menor”.

ASAJA recordó a los agricultores presentes que para los cultivos de cereal y de almendro en estos momentos está abierto el módulo P, que en el caso de almendro podrá ser contratado hasta el 15 de mayo, al igual que el seguro complementario para estas dos producciones que se dirige a aquellos que tengan contratado los módulos 1 y 2 en el seguro principal y cuyas esperanzas de producción sean superiores a las declaradas inicialmente por lo que animó a los asistentes a que no pierdan la oportunidad de adaptar los rendimientos y la declaración del seguro.

A través del seguro los daños por sequía, pedrisco, incendio o fauna silvestre pueden ser asegurados. “Después del período de escasas lluvias que estamos atravesando y de las consecuencias que la sequía ha generado en 2014, afectando de forma grave al desarrollo de las cosechas de cereal y de almendro, pero también afectando a cultivos como el olivar o los cítricos, y a pesar de las limitaciones que puedan existir, contar con una póliza nos permite paliar parte de las pérdidas generadas por la falta de agua en los cultivos”, señaló Francisco Vargas, Presidente de ASAJA durante su intervención quien recordó además que las ayudas excepcionales que se han puesto en marcha tanto por parte del Ministerio como por la Junta de Andalucía para la reposición de almendros se han dirigido a compensar las carencias existentes en el seguro, es decir a extender las coberturas del mismo.

Por su parte el director de los servicios técnicos de ASAJA volvió a recordar que la sequía fue el riesgo que más incidencia tuvo en la zona el año pasado, y que generó en los cereales unas indemnizaciones en todo el país de más de 88 millones de euros.

Siguiendo con la repercusión de la sequía, se explicó el funcionamiento del seguro de sequía en pastos que permite a los ganaderos compensar el incremento de gasto derivado de la necesidad de proporcionar un suplemento de alimentación en el ganado. Para ello además se explicó el funcionamiento de la valoración que proporciona Agroseguro para generar las indemnizaciones a partir del llamado Índice de Vegetación, que se crea a través de la información obtenida por las imágenes del satélite y que se calcula para cada decena del mes. De estos índices también dependen las compensaciones para el seguro en apicultura, que permite cubrir las pérdidas en la producción en apicultura, incluyendo la caja, el enjambre y la propia producción, por acaecimiento de siniestro de sequía y que también cubre los daños excepcionales producidos por inundación-lluvia torrencial, viento huracanado y golpe de calor.

Por último ASAJA ahondó en la importancia de contar con un seguro de incendios forestales sobre todo en una comarca con especial valor ecológico como es la de Los Vélez y cuando nos adentramos en el período de máximo riesgo de incendios, “esta línea que se cierra este mes de mayo permite cubrir los gastos necesarios para la repoblación y regeneración de la masa forestal, ocasionados además de por el fuego por fenómenos como el viento, la lluvia torrencial y también la nieve”.

Esta actividad se enmarca dentro del programa de divulgación de todos los años viene desarrollando esta organización en la provincia y que incluye diferentes actividades de asesoramiento e información en torno al funcionamiento de las líneas de seguro agrario existentes y que cuenta con el apoyo financiero del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

Publicado: 5 Mayo 2015