ASAJA CALIFICA EL ÚLTIMO EJERCICIO AGRÍCOLA COMO ATÍPICO Y DESIGUAL

0
191

ASAJA-Almería ha analizado el último ejercicio agrícola que califica como atípico y desigual para los productores hortícolas de la provincia. De hecho según los datos recopilados por la organización se estima una caída del valor de la producción, es decir de lo recibido por los agricultores de alrededor del 1% en comparación con la campaña anterior quedando en unos 1.472 millones de euros y que por tanto viene a suponer el tercer ejercicio agrícola consecutivo en el que se experimenta esta caída del valor de la producción. “Este año ha sido determinante el momento en el que se haya producido el pico de producción de cada agricultor”.

Francisco Vargas, Presidente provincial, y Adoración Blanque, Secretaria General analizaron ayer los principales aspectos que han determinado esta campaña hortícola en la provincia en la que se ha percibido un incremento en la superficie destinada a producción en un 3,8% alcanzando las 29.671 hectáreas que sin embargo no ha repercutido en una mayor producción, que según estimaciones de ASAJA ha descendido un 9,8% quedando en 2.982.597 millones de toneladas percibiéndose. En relación al precio medio de las hortalizas se percibe un incremento del 14% respecto a la campaña anterior, quedando su media en 0.49 euros/kg.

La campaña ha sido especialmente mala para pepino que ha obtenido un precio un 10% inferior con una producción un 19% por debajo de la última cosecha y para berenjena que ha perdido un 16% en valor y un 26% en producción. Destacan los precios récord obtenidos por el calabacín durante el invierno que ha permitido que el precio final se sitúe en 0.62 euros/kg, un 24% más. “Nos preocupa la evolución que están teniendo melón y sandía que de nuevo caen en picado en el momento del inicio de cosecha de otras zonas, van perdiendo hectáreas y cuota de mercado, puesto que cada vez se percibe como más arriesgado apostar por estos cultivos”, señaló Vargas.

Entre los factores que han sido determinantes, ASAJA sitúa al veto ruso que en el caso de tomate y pimiento se ha percibido de forma más leve gracias a la posibilidad de realizar gestión de crisis y al comportamiento de otras zonas de producción, si bien en calabacín, berenjena o melón al no están incluidos  han tenido una campaña más compleja. “En el caso del pepino se ha convertido en  moneda de cambio,  para  sacrificar y compensar los bajos precios lo que ha derivado en precios récord a la baja sin que la gestion de crisis haya podido evitarlo”.

También para ASAJA ha sido muy influyente el cambio en las decisiones y fechas de plantación esta cosecha, por ejemplo en pepino el retraso en la plantación provocó la concentración en la producción  y coincidencia con la campaña de Granada, además han tenido lugar arranques antes de tiempo como ocurrió con calabacín en otoño y la berenjena en primavera, lo que ha repercutido en la bajada de la producción. Igual ha ocurrido con la prolongación de la plantación de pimiento y tomate debido a los resultados mejores que años anteriores, incrementando su precio medio un 6.4% (0,66 euros/kg)  y un 9,5% (0,49 euros/kg) respectivamente.

ASAJA también ha querido señalar los problemas en el cuaje en las producciones de melón y sandía (producción temprana) y cómo ha tenido lugar una concentración de la producción en junio lo que sumado a la entrada en producción de mayor competencia en zonas como Murcia han sido decisivas para la caída de los precios en melón que ha registrado unos precios un 15% por debajo del año anterior. Situación similar ha experimentado la sandía, cuya superficie se ha reducido en el Poniente, y Níjar pero que se ha incrementado en el Levante con nuevas producciones al aire libre. En este caso el alargamiento de la cosecha en Níjar y  la coincidencia del Levante con  otras provincias ha derivado en una fuerte caída de precios durante junio con unos precios de 0.10 euros/kg o incluso por debajo.

Publicado: 23 Julio 2015