INFORMACIÓN SOBRE LAS MEDIDAS DE CONTROL DEL VIRUS RUGOSO DEL TOMATE

0
8
Tomato Brown Rugose Fruit Virus (ToBRFV), fue detectado por primera vez en Israel (2014) y en Jordania (2015). Se transmite por contacto, por lo que es necesario extremar las precauciones Debido a la importancia que tienen los cultivos bajo plásticos para Andalucía, este virus puede llegar a ser una seria amenaza para el tomate y pimiento bajo abrigo por lo que desde ASAJA os hacemos llegar la información del Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de agricultura para su prevención.
En primer lugar debemos tener en cuenta que los síntomas son muy similares a los del PepMV (virus del mosaico del pepino), y lo puede hacer pasar desapercibido durante mucho tiempo. Es un virus muy persistente y fácilmente transmisible.
Los principales huéspedes son el tomate y el pimiento
En cultivo de tomate los síntomas varían según variedades. En hojas se manifiestan mediante clorosis, mosaico y moteado con estrechamiento de las hojas. En ocasiones
aparecen manchas necróticas en pedúnculos, cálices y pecíolos.
En fruto , se observan manchas amarillas o marrones, con síntomas rugosos que hacen que los frutos no sean comercializables.
En pimiento, puede observarse deformación, coloración amarillenta y mosaico en las
hojas. Los frutos se deforman con áreas amarillas o marrones o rayas verdes.
-Se transmite por contacto (herramientas contaminadas, manos, ropa, contacto directo de planta a planta) y material de propagación (injertos, esquejes).
MEDIDAS DE CONTROL
– Las plántulas deben ser inspeccionadas y garantizada su sanidad por lo que se deben utilizar plántulas procedentes de semilleros debidamente inscritos en el Registro Oficial de Productores, Comerciantes e Importadores de Vegetales (ROPCIV) y disponer del correspondiente Pasaporte Fitosanitario.
-Eliminar al máximo posible los restos vegetales de los cultivos anteriores, incluidas las raíces.
– Realizar desinfección de manos y útiles de trabajo ant es del inicio de cada operación y, especialmente, con herramientas que pudieran traer operarios eventuales que realizan su

actividad en diferentes invernaderos
-Considerar la posibilidad de rotación de cultivos , incluyendo aquellos no sensibles o resistentes.
-No tocar las plantas sospechosas y comunicar de su presencia al servicio técnico, que en caso necesario se pondrá en contacto con el Departamento de Sanidad Vegetal de las Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pes ca y Desarrollo Sostenible. Si se determinara que existen plantas infectadas se procedería a su destrucción a través de un Gestor de residuos autorizado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here