MODIFICACIÓN EN EL PGOU DE EL EJIDO PARA PERMITIR LA INSTALACIÓN DE INVERNADEROS EN SUELO URBANIZABLE

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía ha publicado la modificación de algunos de los aspectos del PGOU de El Ejido para facilitar la instalación de invernaderos en suelo urbanizable  siempre y cuando ése suelo colindante no disponga aún de urbanización ejecutada.

El requisito es que deberán separarse un mínimo de 10 metros de la línea de delimitación de ese suelo clasificado como zona de influencia. Esos diez metros, también, se establece de distancia en caso de existir una vivienda aislada en dichos terrenos.

También aquellos propietarios que tengan dividida sus parcelas en dos, debido a la línea delimitación de suelo urbanizable y no urbanizable, podrán salvar incluso los 10 metros de restricción establecidos, a fin de poder dar continuidad a esas fincas de producción. Todas las instalaciones deberán ejecutarse con materiales desmontables y de sencillez técnica. Se considera que cumplen con estos requisitos los invernaderos de estructuras atirantadas planos y a 2 aguas y los construidos de tubo galvanizado y alambre con cubierta y bandas de plástico con posibilidad de ventanas de tipo manual.

En lo que respecta a los embalses para agua de riego para el servicio de la explotación que sea necesario construir no podrán ser ni de hormigón ni de obra, sino que tendrán que optar a la membrana impermeabilizante sobre vaso excavado. De la misma forma, el lugar de almacenamiento deberá ser una instalación prefabricada y de fácil desmontado.

De esta medida se beneficiarán las 770 hectáreas que hay ubicadas entre la carretera de Almerimar y la Bahía de San Miguel. Con esta medida las administraciones implicadas pretenden lograr que las bolsas de suelo urbanizables que se encontraban sin actividad, debido a la crisis inmobiliaria, puedan volver a ser productivas, primero con el impulso de varias modificaciones del PGOU para habilitar el uso de construcciones de invernaderos en precario o estructuras desmontables para la industria auxiliar en dichos suelos. Por otro lado, abaratando los valores catastrales que han sido ajustados a las perspectivas reales del mercado con rebajas que rozan el 80% en los impuestos y, por último, modificando algunos aspectos de las zonas de influencia a núcleos de población.

En este sentido, para el próximo ejercicio,se aplicará la revisión catastral para aquellas parcelas que están situadas en suelo urbano no consolidado y las que están calificadas como suelo urbanizable con reparcelación aprobada y registrada, estando prevista que la posible rebaja fiscal pueda ser aplicada en 2016. Con esta medida, El Ejido contará con cerca de 1.100 explotaciones con una superficie total de 240 hectáreas.

Publicado: 13 Agosto 2015

Responder