MÁS HECTÁREAS, MÁS PRODUCCIÓN PERO MENOS VALOR, PRINCIPALES CONCLUSIONES DEL BALANCE DE CAMPAÑA DE CAJAMAR

El servicio de estudios de la Fundación Cajamar presentó ayer las conclusiones de su análisis de la campaña hortícola almeriense2013-2014. En ella confirma que el valor de la producción ha descendido a pesar del incremento en la superficie y de la mayor producción, siguiendo la misma línea del balance de campaña que ASAJA-Almería realizó el pasado mes de julio, aunque con diferencias en los datos de producción y valor de los productos.

A pesar de todo en la pasada campaña hubo más hectáreas invernadas, hubo más producción y se exportaron más kilos, ” la única variable que no se unió a la fiesta fue la del valor de la producción que se redujo un 2,8 %”.

Por ejemplo, la incidencia del virus de Nueva Delhi se ha dejado notar especialmente en la campaña de otoño, con pérdidas de volumen en calabacín principalmente. Asimismo, los daños registrados en el calabacín y la amenaza de que pudiera afectar a otros cultivos han condicionado las decisiones de cultivo de los agricultores durante toda la campaña, viéndose favorecidos especialmente sandía y tomate. Por productos, continúa la recuperación de superficie en la judía verde (5 %); y los dos primeros cultivos, tomate y pimiento, amplían fuertemente su superficie, un 17,4 % y 10,8 % respectivamente.

En el lado contrario destacan melón, muy relacionado con la presencia del Nueva Delhi, y berenjena que es posiblemente el cultivo que ha tenido peores resultados este ejercicio.
Respecto a las toneladas producidas  se sitúan en  3.180.689 toneladas (+ 4,3 %).
Por productos, los que más retrocedieron en tonelaje fueron: melón y calabacín, seguidos por la berenjena (la cual encadena ya dos años de caída). El resto de productos creció, destacando los casosde judías verdes –que continúan su pequeño renacimiento– y sandías.
En lo que respecta al valor de la producción se sitúa en 1.536,8 millones de euros, un 2,9 % menos que la campaña precedente . Este descenso del valor procede de la caída generalizada de las cotizaciones medias: el rango de los descensos ha abarcado desde el -20,8 % de la lechuga hasta el -2,7 % del calabacín. La única hortaliza que logró mejorar su precio medio fue el tomate (3 %).
Publicado: 20 Noviembre 2014

Responder