CRITICAS A LA MINISTRA DE “MEDIO AMBIENTE” POR CUESTIONAR EL TRASVASE TAJO-SEGURA

Muchas son las críticas que han despertado las declaraciones de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en relación al trasvase Tajo-Segura. En una entrevista publicada en El País declaraba que las aportaciones de caudales entre cuencas deben ser «algo extraordinario» y ponía en duda la existencia de cuenca deficitarias.

«Las aportaciones extraordinarias deben ser eso. Durante muchos años hemos tenido delante el mito del déficit hídrico, cuando en realidad no hay cuencas deficitarias ni excedentarias, porque cada cuenca tiene lo propio de cada una. Puede ser que en algún momento se necesite un apoyo extraordinario, pero hay que dimensionar las cosas y que no pase a ser la regla: lo extraordinario no se puede convertir en ordinario, que todos los meses o todos los años tengamos que hacerlo. Eso plantea problemas muy serios en cuanto al caudal ecológico, de calidad del recurso».

Ribera añadió que hay que garantizar un acceso al agua potable para consumo humano en las regiones más secas, y pensar en cuáles son las necesidades para otros usos industriales y económicos. «Pero, en este caso, las soluciones tienen que ser distintas, más eficientes y hay que partir de una premisa fundamental: no podemos pensar en una política de agua basada en que aquello que se demande se tiene que ofertar. No tiene sentido pensar en que vamos a impulsar macrodesarrollos urbanísticos o grandes explotaciones de regadío porque, aunque no haya agua, ya nos la darán», dijo.

Las reacciones no se han hecho esperar sobre todo en el Levante, destinatario de este trasvase, el presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, Fernando López Miras, le contestó que el Gobierno regional estará «enfrente» si el Ejecutivo de Madrid adopta cualquier decisión en contra del Trasvase y pedía una entrevista urgente con la ministra para reclamar su continuidad. Por su parte, el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto, Lucas Jiménez, también espera reunirse lo antes posible con Ribera y con los altos cargos del Gobierno que tomaron posesión la semana pasada para invitarles a visitar los regadíos de la cuenca. Lucas Jiménez recordaba que el déficit del Segura «está recogido en los Planes de Cuenca» y resaltaba que se trata de «documentos técnicos, que deben ser tenidos en cuenta por el Ministerio». ASAJA Murcia calificó de «inaceptables» las declaraciones de la ministra. «Le exigimos una rectificación inmediata. El Trasvase Tajo- Segura es intocable, del mismo dependen cientos de miles de familias y la economía del sureste español», manifestó Alfonso Gálvez.

En el caso de Almería, el presidente de la Federación de regantes señaló que “si se acaba con el trasvase, se acaba con toda la agricultura del levante. Hay que conocer antes que valorar”. El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, asegura que los trasvases que reclama Andalucía “son absolutamente sostenibles desde un punto de vista ambiental y social”, toda vez que se muestra “favorable” a un pacto nacional del agua.

Por nuestra parte, en ASAJA creemos que se trata de unas declaraciones desafortunadas y que se hacen desde el desconocimiento sobre la finalidad de las aportaciones que llegan al sureste procedentes del Tajo-Segura, y especialmente sobre el uso que se hace en la zona del agua que nos llega. “El agua es sinónimo de vida, pero también de empleo y riqueza para todo el Levante”.

Además, desde ASAJA instamos a la Ministra a que acuda a la zona y conozca de mano de sus usuarios el empleo y el aprovechamiento que se hace del agua, “flaco favor se hace al Pacto Nacional por el Agua en el que se estaba trabajando desde el Ministerio”. Los agricultores almerienses recordamos además que no sólo tenemos déficit hídrico sino que además tenemos déficit de infraestructuras, como por ejemplo una desaladora averiada desde el año 2012 y que a día de hoy sigue sin estar reparada y que el agua que empleamos la pagamos, y a bastante precio.

Los comentarios están cerrados.