La Junta anima al sector del vino de Almería a trabajar por el reconocimiento de la denominación de origen

El delegado territorial de la Consejería de Agricultura, José Manuel Ortiz, ha animado al sector del vino de la provincia de Almería a trabajar para intentar conseguir el reto de la obtención de la denominación de origen para sus caldos, un reconocimiento que, según advertido el representante de la Junta, no es algo que vaya a ser fácil ni rápido, “ya que, como para la obtención de un buen vino, será necesario un proceso que requerirá tiempo y el esfuerzo de todos: de las administraciones andaluza, estatal y europea, y, por supuesto, del propio sector“. Así lo ha manifestado el delegado de la Consejería en el transcurso de la inauguración del curso de verano ‘Enología en la comarca vitivinícola Laujar-Alpujarra’, que se celebra esta semana en Laujar de Andarax, organizado por la Universidad de Almería y el ayuntamiento de este municipio.

En su intervención, el representante de la Junta ha valorado los logros que ha conseguido el sector vitivinícola almeriense, que partiendo prácticamente de la nada, en solo unos años ha pasado a producir unos caldos de calidad, cada vez más apreciados y premiados. En este sentido, José Manuel Ortiz ha destacado cómo en poco más de una década, el sector, con su esfuerzo y con el respaldo de la Junta de Andalucía, ha conseguido que las cinco zonas productoras de la provincia hayan conseguido el reconocimiento de ‘Vino de la Tierra”: Laujar-Alpujarra, Desierto de Almería, Ribera del Andarax, Norte de Almería y Sierra de las Estancias y Los Filabres. “Un esfuerzo que, más recientemente ha tenido el premio del reconocimiento como Indicación Geográfica Protegida (IGP) de todos los vinos de la provincia, que sin duda, será un valor más para que nuestros vinos consigan llegar a nuevos mercados”.

Mil hectáreas de viñedos de vinificación

El delegado se ha referido a las dificultades para la comercialización existentes, pero ha lanzado un mensaje de optimismo, ya que, según él, trabajando como se está haciendo, el sector saldrá reforzado de esta situación. En este sentido, ha expresado su reconocimiento y admiración por los bodegueros de Almería, que pese a las pequeñas dimensiones de sus empresas, buscan cada vez mercados más lejanos para sus productos, como Estados Unidos, Japón, China, Canadá o Corea del Sur. Y es que, según José Manuel Ortiz, “más allá de nuestras fronteras es donde quizás podamos encontrar una de las salidas a nuestro vino, que hoy por hoy, tiene su mercado principal en la propia provincia, donde comercializa en torno al 70%”.

La provincia de Almería, con algo más de 1.000 hectáreas de viñedos para vinificación, produjo el pasado año unos 2,4 millones de kilos de uva, de las cuales se obtiene unos dos millones y medio de litros de vino.

Publicado: 30 Julio 2013

Los comentarios están cerrados.