LA CRISIS DE EXTIENDE POR SECTORES COMO EL DE LA PATATA O EL MELOCOTÓN

ASAJA denuncia la situación que se está generando en otros sectores como el de la patata, la cebolla o el de la fruta de hueso como el melocotón que también están viendo reducir sus precios.

En el caso de la cebolla el principal motivo detrás de la parálisis del mercado y la escasa demanda de cebolla local es la entrada de importaciones de Perú, Chile, Egipto, Chipre o Israel, ante la que las grandes distribuidoras europeas utilizan esta abundante oferta como pretexto para empujar los precios a la baja, que han experimentado tal hundimiento que no sirven ni siquiera para cubrir los gastos de recogida o transporte y algunos productores ya han tomado la desesperada decisión de destruir las producciones. ¿Os suena?

Cosa similar ocurre con la patata, las importaciones, esta vez de origen francés, han inundado los lineales de los supermercados hasta tal punto que no dejan apenas hueco para la producción nacional de patata nueva. Las grandes cadenas de distribución saturan el mercado español de patata vieja francesa y compran la patata nueva española, más saludable y de más calidad, para sus clientes del resto de Europa.

La campaña de recolección de la patata nueva se inicia en Andalucía a finales de abril y concluye a mediados de junio, en esas fechas, el consumidor español cuenta con una patata de proximidad de excelente calidad, pero para encontrarla debe adquirirla en los mercados de abasto y las fruterías y verdulerías de barrio, puesto que en España las grandes superficies “hurtan” a sus clientes la posibilidad de acceder a la patata nueva española y les dan “gato por liebre” al poner a la venta la patata vieja francesa, que en ocasiones se vende bajo la denominación de “patata lavada”, y que se presenta con una piel limpia y brillante, lo que induce a los consumidores a pensar que se encuentran ante una patata nueva.

Tampoco están atravesando un buen momento los productores de melocotón  que ante la presión de la gran distribución acaban por “tirar los precios”.

Los comentarios están cerrados.