LA COMISIÓN DE AGRICULTURA DEL PARLAMENTO EUROPEO VOTA HOY EL TEXTO DEFINITIVO DE LA REFORMA DE LA PAC

El Parlamento Europeo y los Estados miembros han cerrado un acuerdo sobre las cuatro propuestas legislativas que integran la nueva Política Agraria Común para el periodo 2014-2020. La comisión de Agricultura del PE votará hoy el texto acordado el próximo lunes, 30 de septiembre. La fecha del voto en el pleno aún no se ha decidido y podría tener lugar o bien en la segunda sesión de octubre (del 21 al 24) o en noviembre (del 18 al 21). Es la primera vez que el Parlamento decide la nueva política agraria en pie de igualdad con el Consejo.

Principales puntos del acuerdo


Distribución más justa de las ayudas

El acuerdo flexibiliza el plazo para la “convergencia interna” de las ayudas (dentro de un Estado o en una región). Mientras que la propuesta de la Comisión defendía que a partir de 2019 todos los pagos tuviesen “un valor unitario uniforme”, el texto acordado establece que para entonces los pagos a los agricultores que reciban menos del 90 por ciento de la media nacional o regional se incrementarán al menos un tercio de la diferencia entre los pagos recibidos en 2014 y el 90 por ciento de la media nacional o regional.


Además, los eurodiputados han asegurado que para 2019 ningún agricultor europeo reciba menos de un 60 por ciento de ayudas de la media nacional o regional. Igualmente, con el fin de evitar caídas drásticas en el nivel de los pagos que puedan poner en peligro la permanencia de algunas explotaciones, el Parlamento ha insistido en que ninguna explotación pierda más del 30 por ciento de las ayudas en comparación con el primer año de vigencia de la nueva política agraria.

Agricultores activos

La nueva PAC especifica que los pagos directos irán dirigidos a “agricultores activos”. Asimismo, los Estados miembros tendrán que elaborar una lista de entidades, como aeropuertos, clubes deportivos o empresas públicas de transporte o construcción, que quedarán excluidas automáticamente de los fondos comunitarios, a no ser que demuestren que la agricultura representa una parte sustancial de sus ingresos.

Los Estados miembros podrán ampliar la lista sobre la base de criterios objetivos y no discriminatorios, después de haberlo notificado a la Comisión y una vez que las tres instituciones (Parlamento, Comisión y Consejo) hayan dado su visto bueno.


“Greening” más flexible


La Eurocámara y el Consejo han respaldado la propuesta de la Comisión de destinar el 30 por ciento de los sobre nacionales a pagos directos dirigidos a los agricultores que cumplan tres prácticas agrícolas beneficiosas para el medio ambiente: la rotación de cultivos, el mantenimiento de pastos permanentes y la creación de “áreas de interés ecológico” en al menos el cinco por ciento de la superficie agrícola (para las explotaciones que tienen, como mínimo, 15 hectáreas de superficie agrícola). “Un tercio del presupuesto total de la PAC irá destinado a medidas de mejora medioambiental”, ha recalcado Capoulas Santos. Sin embargo, estas medidas se aplicarán con cierto grado de flexibilidad.


Por ejemplo, las explotaciones con menos de 10 hectáreas de superficie agrícola quedarán exentas de la obligación de rotar los cultivos. Las plantaciones de entre 10 y 30 hectáreas podrán rotar dos cultivos y a partir de las 30 hectáreas se rotarán tres cultivos. En líneas generales, la Comisión proponía imponer la rotación obligatoria de tres cultivos a las plantaciones de al menos tres hectáreas.


El acuerdo también prevé el incremento, hasta el 85 por ciento, de la financiación comunitaria para los proyectos de desarrollo rural en regiones desfavorecidas y ultraperiféricas.


Techo de las ayudas


El acuerdo obliga a reducir progresivamente los pagos a las grandes explotaciones a partir de los 150.000 euros


Más fondos para jóvenes agricultores y pequeñas explotaciones


Con el fin de atraer a las personas jóvenes a la agricultura, la Eurocámara y los Estados miembros han acordado un 25 por ciento extra de ayudas a los jóvenes agricultores (hasta 40 años), para un máximo de 100 hectáreas. Además, los países de la UE estarán obligados a utilizar el dos por ciento de su sobre nacional en ayudas a los jóvenes agricultores (y no “hasta el dos por ciento” como propuso la CE).

Los Estados miembros también decidirán si desean establecer un mecanismo de apoyo a los pequeños agricultores. En caso afirmativo, los agricultores que reciban menos de 1.500 euros en ayudas directas serán incluidos automáticamente en este régimen. La propuesta de la CE sugería que los pequeños agricultores tendrían que solicitar su inclusión en el mecanismo.
Los pequeños agricultores recibirán un mínimo de 500 euros y un máximo de 1.500 (comparados con los 1.000 que propuso la CE) o 200 como mínimo y 500 como máximo en el caso de Croacia, Chipre y Malta.


Mejor gestión de riesgos

El texto acordado incluye un instrumento de estabilización de ingresos para compensar los daños a los agricultores por la caída repentina en la demanda de sus productos. La Comisión evaluará esta herramienta y, en caso necesario, presentará antes de finalizar 2018 una propuesta legislativa para mejorar su funcionamiento.

Un papel más activo de las organizaciones de productores


Como norma general, los Estados miembros decidirán si reconocen a las organizaciones de productores. No obstante, sí estarán obligados a reconocerlas en sectores específicos, como es el caso del aceite de oliva y el tabaco. De esta forma, las organizaciones de productores tendrán un papel más activo en la negociación de los términos de los contratos de suministro con transformadores y distribuidores (cadenas de supermercados, por ejemplo).

Vino

Los derechos de plantación de viñedos se mantendrán hasta 2030 (frente a la propuesta de la CE que marcaba 2016 como fecha límite). El sistema actual de derechos de plantación de viñedo será reemplazado por un sistema de autorizaciones, que podría ponerse en marcha en 2016, aunque la validez de los derechos de plantación vigentes se mantendría entre 3 y 5 años más.

Según el texto de compromiso, los Estados miembros tendrían que poner un uno por ciento del total de la superficie plantada a disposición del nuevo sistema de autorizaciones.

Leche

España ha pedido en varias ocasiones prolongar el régimen de cuotas del sector lechero, que expirará en 2015. Sin embargo, el texto acordado no modifica este plazo. Los eurodiputados habían propuesto la concesión de ayudas durante al menos tres meses a los productores que redujesen voluntariamente su producción al menos un cinco por ciento, pero esta iniciativa no recibió el apoyo del Consejo y la Comisión.

Publicado: 30 septiembre 2013

Los comentarios están cerrados.