EL PRIMER AFORO DE LA COSECHA DE ACEITE SEÑALA UN INCREMENTO DE LA COSECHA EN ALMERÍA

El primer aforo de producción del olivar en Andalucía para la campaña 2017-2018 elaborado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural prevé la recogida de 4,3 millones de toneladas de aceituna para molturar y la obtención de unas 884.900 toneladas de aceite.

En el caso de Almería se estima un aumento considerable de la producción, motivado principalmente por la escasa cosecha registrada durante la campaña pasada, la entrada en producción de nuevas plantaciones y el predominio de las plantaciones de regadío en esta provincia (66,75 % de su superficie total de olivar). 12,2 % MÁS QUE LA CAMPAÑA 2016/2017

Se prevén 62.800 toneladas de aceituna para almazara lo que suponen 12.500 toneladas de aceite de oliva en la provincia. Existen 21.227 hectáreas de olivar.

En general en Andalucía la cantidad de aceite es un 15,8% inferior a la de la campaña 2016-2017 y se sitúa un 7,7% por debajo de la media de las últimas cinco campañas. Esta caída obedece, sobre todo, a las elevadas temperaturas registradas desde la primavera y a la escasez de lluvias, aunque se espera que las precipitaciones del otoño mejoren algo la situación.

Los datos colocan a Jaén como la principal provincia productora con 1,65 millones de toneladas de aceituna para almazara, de las que derivarán en torno a 360.000 toneladas de aceite de oliva. El descenso es más acuciado que en el conjunto de la región, un 28,5% menos que en el ejercicio anterior y un 16,5% por debajo de la media. Por contra, con respecto a la campaña anterior se producen crecimientos en Sevilla (+7,7%, con 103.700 toneladas de aceite), Málaga (+23,2%, con 57.700 toneladas) y Almería (+12,2%, con 12.500 toneladas).

En cuanto a la aceituna de mesa, el aforo apunta a una cosecha de alrededor de 422.000 toneladas en toda Andalucía (cae un 19% con respecto al curso pasado y un 10,6% si se toma como referencia la media de las últimas cinco campañas). El descenso más acuciado se produce en la principal provincia productora, Sevilla, con 296.170 toneladas que suponen una caída del 24,6% respecto a la última campaña y un 12,9% en relación con la media de los cinco ejercicios anteriores.

Los números coinciden con una previsión de ascenso de la producción de aceite en el contexto mundial. El Consejo Oleícola Internacional (COI) calcula que se incrementará un 12% para alcanzar las 2.854.000 toneladas, un aumento que descansa, en especial, en la recuperación del cultivo en países como Italia (un 75% más) y Grecia (un 54% más) y en la campaña récord que se espera en Portugal (un 58% más). Aún así, como ha matizado el titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, este volumen (al que España aporta 1.150.000 toneladas, alrededor del 80% procede de Andalucía) está muy lejos de las 3.552.000 toneladas que se registraron, como techo histórico, en la campaña 2013-2014. Sobre la aceituna de mesa, el COI fija la cosecha mundial en 2.951.500 toneladas, lo que supone un incremento del 3% y el establecimiento de un nuevo hito, alimentado, entre otros, por los resultados de Egipto (un 30% más), Turquía (un 4% más) o Grecia (un 31% más).

La caída en la producción tendrá también su reflejo en el empleo, ya que se espera una campaña más corta de lo habitual. En concreto, registrará unos 15,6 millones de jornales en labores asociadas al cultivo y recolección de la aceituna (para mesa y almazara). Jaén será la principal provincia generadora de empleo con 4,8 millones de jornales previstos.

Récord de ventas

El aforo del olivar 2017-2018 viene precedido por una campaña, la 2016-2017, “muy positiva”, con un valor récord de ventas de aceite pese a que a el volumen de producción no alcanzó un nivel tan elevado como en ejercicios anteriores. Esto descansa, en buena medida, en el comportamiento de las exportaciones, que han seguido una tendencia creciente, “en parte empujadas por la menor producción de los países competidores, pero también gracias al enorme esfuerzo en internacionalización realizado por las empresas”.

La comercialización exterior de octubre de 2016 a agosto de 2017 se han elevado, no en vano, hasta los 2.536 millones de euros, superando ya al conjunto de toda la campaña anterior. Con los últimos datos hasta agosto, las exportaciones andaluzas de aceite de oliva han crecido un 24,8% respecto al mismo periodo del pasado ejercicio, lo que a su vez supone un 13% más que en todo el curso completo (a falta aún de las cifras del mes de septiembre de este año). En Jaén el incremento ha sido aún mayor, un 40,6%, hasta sobrepasar los 290 millones de euros.

El olivar andaluz

Andalucía cuenta con 1,56 millones de hectáreas repartidas entre alrededor de 170.000 explotaciones, según los datos del censo agrario, además de 844 almazaras, 657 envasadoras de aceite, 40 orujeras, 13 refinerías, 219 entamadoras y 115 envasadoras de aceituna. La mayor superficie de aceituna para almazara se encuentra en Jaén (586.000 hectáreas), donde se localizan hasta 327 almazaras, 233 envasadoras, 14 orujeras, dos refinerías y siete entamadoras. En cuanto a la aceituna de mesa, sobresale Sevilla, con 134 entamadoras que representan en torno al 60% del total de la comunidad autónoma. En términos globales, se contabilizan hasta 250.000 familias olivareras en más de 300 municipios de la región. El olivar andaluz alcanzó así en 2016 un valor de producción de casi 3.600 millones de euros, un peso que demuestra, ha sentenciado el consejero, por qué “marcamos tendencia y somos referentes en el mercado internacional”.

Los comentarios están cerrados.