El mes de mayo mas seco y cálido que se recuerda da al traste con las previsiones de una buena cosecha de cereales

Tras analizar los datos de los que dispone, la sectorial de cereales de ASAJA, estima que la cosecha de cereales en España rondará este año los 13,28 millones de toneladas de cereales de invierno, una producción notablemente más baja de lo esperado y también sensiblemente inferior a la media de cosecha de los últimos cinco años que sitúa en 15,8 millones. Los daños, como consecuencia del calor y la falta de agua, son especialmente graves en la zona centro y norte peninsular.

En cuanto a la superficie total sembrada de cereales ésta se mantiene estable respecto a campañas anteriores con 5,6 millones de hectáreas, a excepción del trigo duro que ve incrementadas sus siembras. También se espera una ligera subida en la siembras de algunas leguminosas y proteaginosas como consecuencia, esto último, del cumplimiento de requisitos del reverdecimiento de la PAC. En cuanto a las producciones, los cálculos de ASAJA dan como resultado un total de 13,28 millones de toneladas, de las cuales 5.100 millones corresponden a trigo blando, 0,780 a trigo duro, 6,1 a cebada y 1,4 millones a avena, centeno y triticale.

La reducción de rendimientos en la cosecha de cereales de invierno no se debe en esta campaña a una única causa. Aunque los golpes de calor registrados durante el mes de mayo y la ausencia de precipitaciones también durante este mes (esto último especialmente acuciante en la zona centro y norte del país) son la causa principal no se deben obviarse otros motivos como son la diversas plagas que han afectado a algunas zonas o las mermas producidas por el pedrisco de las tormentas registradas en los primeros días del mes de junio. Con todo esto podemos concluir que la cosecha registra datos de muy distinta consideración según las zonas: el sur penínsular hasta Ciudad Real tiene una cosecha media similar al pasado año; el centro (Toledo, Cuenca, Albacete, Madrid, Teruel, Valladolid y Ávila) registra pérdidas entre el 10 y el 25% respecto al año anterior, que ya fue malo. Y en el resto de la península, hay que esperar para ver cómo afectan las lluvias de las últimas semanas.

En el caso de Almería, donde la producción de cereal se concentra en Los Vélez mayoritariamente, ASAJA  constata una importante reducción de la cosecha de cereal en torno al 60% respecto a los últimos 5 años. “Tenemos que tener en cuenta que el año anterior no tuvimos cosecha, así que si comparamos este año con la cosecha habitual de la provincia estimamos una reducción de un 60%”, señala José Serrano, vicepresidente y Delegado de ASAJA en Los Vélez.  Las expectativas de una buena cosecha se han visto frenadas en el mes de mayo, cuando las altas temperaturas y el exceso de calor han afectado al desarrollo del grano en el momento de la floración, dejándolos con poco peso y en poca cantidad. De hecho, el rendimiento medio de la hectárea será inferior a los 1.000 kilos.

Hablamos en suma, de una cosecha muy desigual, incluso dentro de una misma comarca, en función de cómo se encontrasen las siembras en las primeras semanas del mes de mayo. Por especies, las cebadas tempranas están teniendo mejor comportamiento que las tardías y los trigos, aunque con una calidad muy buena en cuanto a índices de proteínas, vitrosidad y elasticidad.

Debemos recordar que el riesgo de sequía es un riesgo asegurable en España y que según los datos de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios ENESA el 54% de la superficie de herbáceos están aseguradas. En este sentido, ASAJA quiere reconocer el esfuerzo realizado por Agroseguro en llevar a cabo las peritaciones de forma rápida y reclama la máxima diligencia también tanto en las tasaciones como en las liquidaciones de los daños a los agricultores.

Respecto a los precios de los cereales en España, la sectorial de cereales de ASAJA considera que, ante una considerable merma de cosecha, no existen motivos para pensar que los precios desciendan. Hasta la fecha las cotizaciones de la mayoría de los cereales mantiene una tendencia alcista, tanto en la mayoría de las lonjas como en los mercados mayoristas. Por lo que respecta al mercado internacional hay que decir que aunque las previsiones de cosecha son buenas, las de consumo también lo son. Esto, junto con la inestabilidad política en zonas productoras como Ucrania y la aparición de “El Niño” en el Pacífico hacen pensar en una campaña de comercialización con stocks ajustados y demanda alcista.

Publicado: 22 de Junio de 2015

Los comentarios están cerrados.