El Consejo apoya un sistema de autorizaciones de nuevas plantaciones de viñedos

 

En su compromiso de mandato negociador del Consejo, los 27 han seguido las recomendaciones del Grupo de Alto Nivel de Vino (GAN), que se constituyó para deliberar sobre el futuro de los derechos de plantaciones. Apoyan que se aplique un modelo de gestión de la producción mediante la aplicación de un sistema de autorizaciones, según recomendaba el GAN.

Este sistema de autorizaciones entraría en vigor el 1 de enero de 2019. Como el sistema de derechos de plantación tendría que finalizar en 2015, se prorrogaría de manera obligatoria el sistema actual de derechos hasta el 31 de diciembre de 2018.

El sistema de nuevas autorizaciones para regular las plantaciones de viñedo se aplicaría para todas las categorías de vino y en todos los países productores de vino. Este sistema tendría una vigencia de 6 años (del 1 de enero de 2019 al 31 de diciembre de 2024).

Las autorizaciones se concederían de manera gratuita a los solicitantes. No se podrían transferir y expirarían a los 3 años si no se han usado.

Las autorizaciones anuales de nuevas plantaciones que se concederían a los Estados miembro corresponderían al 1% de las áreas de viñedo de cada país.

Asimismo, el compromiso del Consejo incluye el apoyo de medidas contra crisis de mercado, que sean lo suficientemente flexibles.

El mandato del Parlamento Europea apoya la prórroga del sistema de derechos de plantación hasta 2030, por lo que habrá que ver en qué desembocan las negociaciones del Trílogo que se iniciarán el próximo 11 de abril.

DIFERENCIAS ENTRE LAS POSTURAS DEL PE Y EL CONSEJO

Hay áreas en la reforma de la PAC donde Parlamento y Consejo van en la misma dirección, mientras que en otros puntos se difiere mucho y va a ser necesaria una intensa negociación para conseguir un acuerdo, según ha manifestado Paolo De Castro (S&D, IT), presidente de la Comisión de Agricultura del PE. Opina que la urgencia con la que se quiere alcanzar el compromiso político no tiene que comprometer el resultado del mismo. Los principales puntos de fricción que el portavoz de Pagos Directos y Desarrollo Rural, Luis Manuel Capoulas Santos (S&D, PT), ha destacado son: – La flexibilidad que el Consejo ha dado al componente verde le ha quitado toda legitimidad, financiado dos veces la misma acción, lo que según el PE es inaceptable. – El Consejo ha modificado la ayuda a los jóvenes, dándole carácter voluntario, lo que va totalmente en contra del mandato del PE y del objetivo de la renovación generacional. – El Consejo ha optado por apoyar que el establecimiento de techos en las ayudas y la modulación tengan carácter voluntario, posición totalmente contraria a la mantenida por el PE.
- El Consejo solo ha hecho un limitado progreso en la prórroga de los sistemas de cuotas de azúcar y de derechos de plantación de viñedo, según la opinión del PE, el cual ha apoyado una prórroga mucho más larga en ambos casos.

- El mandato del Consejo adolece de falta de apoyo para reforzar la posición de los productores en la cadena alimentaria y asegurar más, las bajas y volátiles rentas de los agricultores y ganaderos, según mantiene el PE.

Publicado: 22 marzo 2013

 

Los comentarios están cerrados.