ACUERDOS SOBRE EL MODELO DE LA PAC

Los días 24 y 25 han tenido lugar la Conferencia Sectorial de Agricultura entre Comunidades Autónomas y el Ministerio de Agricultura para debatir los aspectos fundamentales de la aplicación de la reforma de la Política Agraria Común.

ACUERDOS DE LA CONFERENCIA SECTORIAL

De esta forma, se ha establecido que el régimen de pago básico se va a aplicar de acuerdo con el modelo de regionalización que propondrá el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Dicho modelo parte de la distribución de los importes de esta nueva ayuda por comarcas agrarias, teniendo en cuenta los importes percibidos en las mismas y la tipología de los niveles de la intensidad de ayuda. Para ello, se considerarán cuatro tipos de superficie en cada comarca: tierras de cultivo de secano, cultivos de de regadío, cultivos permanentes y pastos.

Según ha explicado el ministro, “el objetivo de este modelo de regionalización es minimizar los efectos de la convergencia interna de las ayudas y evitar transferencias de importes entre agricultores, ganaderos y territorios”.

Arias Cañete ha asegurado que para el desarrollo de este modelo se creará un grupo de alto nivel permanente, que empezará sus trabajos en la primera semana de septiembre y deberá presentar sus conclusiones a la Conferencia Sectorial para que adopte acuerdos antes de final de año.

Además, se ha acordado que no haya trasvases de fondos entre los dos pilares de la PAC. También se ha decidido limitar la superficie con derecho a ayudas. A este respecto, el ministro ha anunciado la creación de un grupo técnico que analizará qué mecanismo de limitación de las superficies es el más adecuado, y así “garantizar que tenemos el número de hectáreas razonable con derecho a ayudas”.

Al mismo tiempo, se ha establecido umbral mínimo de 300 euros para poder recibir ayudas directas a partir de 2015, estableciendo un periodo transitorio para que los beneficiarios que estén por debajo de ese umbral puedan acordar fórmulas asociativas y mecanismos que les permitan agruparse y seguir accediendo a las ayudas.

En aras de la simplificación, se ha establecido un régimen de pequeños agricultores para todos los perceptores que reciben menos de 1.250 euros, que no estarán sujetos a la convergencia interna

Además, se ha establecido que el umbral máximo para la percepción de ayudas sea de 300.000 euros. Para calcular este importe, el ministro ha explicado que se podrán deducir los costes laborales del beneficiario y no se tendrá en cuenta el importe de la ayuda procedente del pago verde. Igualmente, se tendrán en cuenta las circunstancias específicas de la agricultura asociativa.

Por otra parte, “no hemos considerado oportuno que se aplique el pago adicional a las primeras hectáreas, y tampoco hemos considerado que los productores y superficies de viñedo, frutas y hortalizas, que hasta ahora no percibían ayudas de la PAC, se incorporen al nuevo modelo de ayudas”, ha indicado el ministro, quien ha aclarado que, si se hubieran incorporado, habría que haber reducido las ayudas de otros agricultores y ganaderos.

Arias Cañete ha informado también de que, en la primera asignación de derechos de pago básico, se va a establecer mecanismos para asignar derechos sobre superficies de pastos únicamente a ganaderos que sean titulares de una explotación ganadera y estén dados de alta en el Registro General de Explotaciones Agrarias (REGA), en un año que se determine entre 2011 y 2013, en coherencia con el año que se determine por el grupo técnico creado a tal efecto para la limitación de la superficie.

PAGOS ACOPLADOS

Se ha creado asimismo un grupo de trabajo de alto nivel para definir la figura de agricultor activo, incluida la ampliación de la lista negativa, así como otro grupo en relación con los pagos acoplados, que analizará la problemática de cada sector. A este respecto, la Conferencia Sectorial considera que deberá utilizarse el porcentaje máximo del 15%, y que los sectores ganaderos, en particular, deberán tener una consideración prioritaria dentro de estos pagos.

Se ha decidido también que el importe de 142,7 millones de euros, que el programa de apoyo al sector vitivinícola destinó al régimen de pago único, se incorpore de forma definitiva al régimen de pagos directos. Arias Cañete también ha avanzado que se impulsará la aprobación de la normativa nacional relativa al reconocimiento de organizaciones de productores en todos los sectores agrarios, a los agricultores y productores que se agrupen y cumplan con los requisitos que se establezcan.

DESARROLLO RURAL

Por otra parte, en la Conferencia Sectorial de hoy se han acordado “importantes medidas” relacionadas con el desarrollo rural. De esta forma, se ha decidido la existencia de un programa nacional, en coexistencia con los planes de desarrollo rural autonómicos, al que se va a destinar como máximo el montante extra de la negociación de los fondos comunitarios. Es decir, “dado que hemos conseguido un mejor resultado en la negociación que el que consiguió el gobierno socialista anterior, los 238 millones de euros de exceso que hemos conseguido los vamos a aplicar a un programa nacional”, ha detallado. De esta forma, se recupera un programa nacional y, al mismo tiempo, se respeta la totalidad del importe que tenían las comunidades autónomas para los programas de desarrollo rural.

Según ha indicado el ministro, en ese programa nacional se incluirá la Red Rural Nacional. Arias Cañete ha anunciado la constitución de un grupo de trabajo de alto nivel que estudiará las medidas que se incorporarán a dicho programa nacional, entre ellas las cuestiones relacionadas con la Asociación Europea para la Innovación y el fomento de la integración cooperativa y el apoyo a las entidades asociativas prioritarias.

También en materia de desarrollo rural, se va a establecer un marco nacional, acordado con las Comunidades Autónomas, para armonizar las condiciones de aplicación de determinadas medidas.

Al mismo tiempo, ha añadido, se han acordado mecanismos que flexibilicen la transferencia de fondos entre programas nacionales y autonómicos, con el objetivo de evitar la pérdida de fondos comunitarios.

Por último, Arias Cañete ha mencionado la creación de un grupo de trabajo de alto nivel para analizar los criterios de reparto que ha utilizado la Comisión Europea para distribuir fondos de desarrollo rural entre los Estados miembros y ver si esos criterios objetivos son aplicables para distribuir fondos entre Comunidades Autónomas, o bien si hay que incluir otros criterios objetivos adicionales y ponderar el grado de ejecución de los programas en el presente periodo. El ministro ha avisado de que este grupo “tiene que trabajar a alta velocidad” ya que comienza sus trabajos el 4 de septiembre y debe concluirlos antes del 30 de ese mismo mes.

En definitiva, con los acuerdos alcanzados en esta Conferencia Sectorial, “estamos en condiciones de continuar los trabajos para la puesta en marcha de la nueva PAC para el próximo periodo”, ha afirmado el ministro, quien ha valorado muy positivamente el clima de acuerdo, concordia y colaboración que han tenido todos los consejeros autonómicos”.

Los comentarios están cerrados.