ASAJA VALORA LA REDUCCIÓN DEL IMPUESTO DE SUCESIONES

La semana pasada se anunciaba la reducción del impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía, tema por el que desde ASAJA se ha venido trabajando.

La principal novedad es el aumento del mínimo exento de tributación. Hasta ahora, estaba establecido en 175.000 euros pero a partir del próximo 1 de enero de 2017, se cifra en 250.000 euros por individuo heredero.

También hay otro cambio sustancial ya que para las herencias entre 250.000 y 350.000 euros, se establece un mínimo de 200.000 euros, corrigiendo así un error de salto que existía hasta ahora y que era una de las principales críticas que se hacían a este tributo. Esto significa que si una persona hereda 270.000 euros, tendría que pagar impuestos sólo por 70.000 euros ya que los primeros 200.000 estarían exentos.

La bonificación al 99% en explotaciones agrarias. Esta medida entra en vigor al día siguiente de publicarse la Orden. La bonificación se permite aun cuando dicha actividad no constituya la principal fuente de renta del fallecido.

Hasta ahora, era obligatorio que la actividad se desarrollase de forma habitual, personal y directa y que fuese, además, su principal fuente de renta. Esta reducción del 99%, —que supone prácticamente la eliminación del tributo de sucesiones— será de aplicación a los parientes directos (cónyuge, descendientes o adoptados).

Para tratar de preservar las explotaciones agrícolas, esta reducción del 99% también se aplicará a los asalariados sin parentesco alguno con al menos cinco años de vinculación a la explotación.

Nuevas reducciones por herencia de vivienda habitual para cada uno de los parientes del fallecido (Grupos de parentesco I y II). Esta medida entra en vigor al día siguiente de publicarse la Orden.

Pero sólo a los parientes que hayan convivido con el fallecido en la vivienda habitual durante los dos años anteriores a su fallecimiento. Y sólo en las herencias de padres a hijos (naturales o adoptados), cónyuges, ascendientes, y colaterales (hermanos, primos o abuelos) mayores de 65 años.

Hasta ahora, se aplicaba una reducción de la herencia de estas viviendas cuando su valor real era hasta 122.606 euros pero este sistema se cambia para dejarla prácticamente eliminada en el nuevo impuesto de sucesiones. Así, se establecen reducciones hasta el 95% cuando las viviendas tienen un valor real de más de 242.000 euros. Por debajo de esa cuantía, las reducciones son del 96, 97, 98 y hasta el cien por cien.

Otra novedad en esta reducción es que el heredero sólo debe mantener la propiedad de esa vivienda habitual durante 3 años, cuando hasta ahora era obligatorio mantenerla 10 años o se tenía que pagar a la Junta de Andalucía por el impuesto que se había reducido.

Fuente: Abc

Publicado: 20 Junio 2016

 

 

Responder