ASAJA Sale en defensa de los ganaderos de porcino y recuerda que nuestro país produce, bajo estrictas normas de calidad, carne sana y segura para el consumidor

ASAJA considera intolerables las acusaciones vertidas sobre el sector porcino español, el pasado domingo en el programa Salvados de La Sexta, fundamentadas en las imágenes grabadas, de forma ilícita, en una única explotación ganadera sin identificar. Invitamos a este programa o a cualquier otro que esté interesado en conocer la auténtica realidad de sector porcino de nuestro país a visitar cuantas granjas deseen y a hacer un seguimiento de la cadena de producción en este sector.

 

Galicia Andalucia Cataluña Castilla La Mancha Comunidad Valenciana Extremadura Castilla Leon Murcia Canarias Baleares Baleares Baleares Navarra Aragon Asturias Comunidad de Madrid Cantabria

Los ganaderos españoles producen de acuerdo a una  exigente normativa europea sobre bienestar animal, condiciones higiénico-sanitarias de las granjas, bioseguridad y trazabilidad en sus  producciones. Gracias a esto los consumidores pueden adquirir productos con calidades más que demostradas, sanos, seguros y a precios competitivos.

La presentación de hechos puntuales, sacados de contexto, aislados, y que no muestran la realidad del sector porcino, no puede y no debe utilizarse para confundir al consumidor. Lejos de las imágenes mostradas en el programa de La Sexta, las ganaderías españolas cumplen con rigurosos requisitos tanto en  sus instalaciones (metros cuadrados por animal, ventilación, limpieza y desinfección de las mismas) como en cuanto a otros parámetros como son  la identificación de los animales, la gestión de  residuos, las condiciones de transporte, etc. Desde ASAJA estamos dispuestos a que se ponga luz en cualquiera de las explotaciones de nuestros afiliados e invitamos a cualquier medio interesado a conocer esta realidad

En cuanto a las graves acusaciones vertidas en el reportaje sobre el contenido de antibióticos en las carnes de cerdo, ASAJA recuerda que la legislación es inflexible en esta materia, prohibiendo taxativamente que los productos que se comercializan contengan ningún resto de medicamento cuando lleguen al consumidor. Por ello, la ley prevé unos tiempos de carencia a aplicar para la eliminación total de los medicamentos en el organismo de los animales y esto se corrobora con análisis clínicos por parte de veterinarios oficiales antes de autorizar  la comercialización de las carnes.

Por último, ASAJA quiere recordar que el sector del porcino español, es un sector profesional generador de empleo y modelo europeo de producción. Los más de 300.000 ganaderos que conforman este sector son profesionales que se dedican 365 días al año a proporcionar  alimentos sanos y con los más altos estándares de calidad a los consumidores

Los comentarios están cerrados.