ASAJA RECLAMA LA PUBLICACIÓN DE LA ORDEN DE VEDAS DE LA NUEVA TEMPORADA DE CAZA

A estas alturas aún no se ha publicado la Orden General de Vedas (OGV), que regula las fechas y cupos de las especies cinegéticas, en la comunidad autónoma de Andalucía y desde ASAJA no comprendemos dicho retraso.

La tardanza no solo afecta simplemente a la actividad cinegética, sino también al sector agrario, ganadero y propiedades forestales y es que el desconocimiento de las fechas de comienzo de la actividad cinegética, también incide al no poder actuar sobre el control de población por daños principalmente provocados por conejos, jabalí, ciervos o muflones.

Por ejemplo, la resolución de área de emergencia cinegética por daños de cerdos asilvestrados, regula, que las batidas de gestión y caza a la mano, podrán comenzar un mes antes del periodo hábil de la especie, por lo tanto, al no existir orden, los cotos no pueden organizar dichas actividades. Tampoco se pueden tramitar las monterías hasta el día siguiente de la publicación en el BOJA de la OGV. Por tanto, los titulares de cotos, organizadores de cacerías…etc, hasta no disponer de una autorización administrativa firme para poder celebrar estas cacerías, no podrán contratar con plena seguridad los servicios de rehalas, veterinarios, empresas de catering, reservas de hoteles…etc. O sea, se interrumpe, o se limita de forma muy seria toda esta cadena económica, crucial para nuestros pueblos. Las contrataciones de seguros de responsabilidad civil para estas cacerías, o la contratación de servicios de empresas autorizadas para la gestión de subproductos de origen animal generados (denominados SANDACH), del mismo modo, no pueden contratarse con seguridad en tanto en cuanto medio ambiente no autoriza estas cacerías.

La orden general de vedas, también tiene afección sobre otras normativas, pendientes de publicación como es la Resolución de la Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos, por la que se adoptan medidas cinegéticas excepcionales por daños de conejos silvestres en varios términos municipales de las provincias de Cádiz, Córdoba, Jaén, Málaga y Sevilla.

Asimismo otras actividades cinegéticas como el corzo, se ve muy directamente perjudicada, ya que debería haber comenzado el 10 de julio.

Por lo tanto, instamos a la Consejería de Medio Ambiente, que publique esta Orden general de vedas y demás normas que posibilitan el control poblacional de las especies cinegéticas, para evitar mayores afecciones al sector agrario.

Los comentarios están cerrados.