EL INCREMENTO DE LA SINIESTRALIDAD EN HORTALIZAS HACE QUE LOS AGRICULTORES MUESTREN MAYOR INTERÉS EN EL SEGURO AGRARIO

El pasado 1 de junio se abrió el plazo para contratar el seguro de hortalizas bajo cubierta, que este año presenta algunas novedades de calado que han protagonizado una nueva jornada técnica de ASAJA sobre seguros agrarios que tuvo lugar el pasado martes 7 de junio en las instalaciones de la Organización en La Mojonera.

La jornada, que ha contado con la colaboración de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA), se inauguró con la intervención de Jose Carlos Herrera, jefe de la Dependencia de Agricultura de la Subdelegación del Gobierno quien explicó a los asistentes el funcionamiento del sistema de seguros agrarios y la apuesta que se viene realizando desde el Gobierno central a través de Enesa por seguir financiando el sistema, contando para este 2016 con un presupuesto de 211 millones de euros, y apuntó a que “por cada euro que aporta por Enesa, éste tiene un retorno en el agricultor de 2,50 euros”, pues contrariamente a lo que se piensa el seguro agrario minimiza daños y pérdidas económicas muy cuantiosas que generan cada año millones de euros en indemnizaciones.

Por su parte, el coordinador sectorial de ASAJA-Almería y responsable del área de seguros, Ángel López, recordó que durante la campaña de 2015 se produjo un incremento de la producción asegurada en la línea de hortalizas bajo cubierta de un 8,5%, lo que sin lugar a dudas es muestra de que esta línea podría mejorar sus resultados con el apoyo adecuado para conseguir que se adapte a las necesidades de este sector, y recordó que en Almería alrededor del 14% de la superficie se encuentra asegurada. “Durante el año pasado se aseguró una superficie de 4.200 hectáreas en nuestra provincia, con un coste neto de 5 millones de euros, en cambio la siniestralidad ha aumentado en un 48,73% respecto al año anterior lo que ha supuesto cerca 10 millones de euros en indemnizaciones, principalmente en tomate y calabacín que han sido los productos que mayor nivel de siniestralidad han demostrado en 2015”.

Además ASAJA llevó a cabo una comparativa con ejemplos reales sobre cómo afecta a la renta del agricultor el tener o no seguro, reflejando importantes diferencias en caso de siniestro,  de tal forma que Ángel López concluyó que “cuando ocurre un siniestro como un granizo o una virosis el tener asegurada la cosecha te puede minimizar las pérdidas económicas, llegando a mantener hasta un 80% los ingresos brutos recibidos por la cosecha”. Es decir, que el seguro bien realizado puede ayudar al agricultor a mantener su nivel de renta por lo que es una herramienta más que nos puede ser de gran apoyo.

Algunas novedades

ASAJA contó además con la participación de un representante de Agroseguro, en esta ocasión fue la técnico de apoyo de la Dirección Territorial Sureste, Aurora Ladrón de Guevara quien enumeró algunas de las novedades de esta nueva campaña. La primera de ellas y muy importante, es que este año para asegurar el riesgo de virosis en el primer ciclo, el período de aseguramiento finaliza el 15 de septiembre, mientras que si no se incluye este riesgo el período de suscripción se cierra el 31 de octubre.

Además se deberá realizar  una declaración de seguro por cada ciclo, entendiendo que el primer ciclo  se extiende desde el 1 de junio al 31 de diciembre y el segundo ciclo del 1 de enero al 31 de mayo.

Otra novedad importante es que se incluye el riesgo de enfermedades para tomate ecológico, ya que la inclusión de este riesgo es exclusiva para tomate y su contratación es opcional. En este caso “las instalaciones deben cumplir con unas características técnicas que el agricultor debe conocer con anterioridad a su contratación, ya que el no cumplirlas nos deja sin cobertura” señaló la representante de Agroseguro.

También se permitirá la modificación de la declaración del seguro, si bien hizo hincapié en que las modificaciones en el caso de cambio de cultivo deben hacerse antes del transplante o siembra, también se podrán modificar la póliza por reposición y levantamiento de cultivo.

La virosis ha vuelto a ser uno de los daños más frecuentes, por ello ASAJA recuerda e insiste, como quedó patente en esta jornada, en que hay que conocer muy bien las garantías y exigencias para permitir una correcta cobertura de este riesgo, pues tal y como señaló el responsable de seguros de ASAJA “para garantizar su cobertura hay además que cumplir con exigencias como la doble puerta, mallas en bandas y cumbreras, buen estado del plástico y plántulas de semilleros autorizados”.

Francisco Vargas, Presidente de ASAJA-Almería fue el encargado de cerrar la jornada haciendo un llamamiento a continuar apostando por el seguro agrario y por la mejora de esta línea, muy importante en nuestra provincia y que este año viene con novedades para lo que aconsejó a los agricultores presentes que se informen bien de todas las coberturas. Asimismo recordó que la Junta de Andalucía tiene aún que cumplir con el compromiso adquirido de recuperar su subvención al seguro, que permitiría abaratar aún más el coste de estas pólizas y poder llegar, junto con la aportación actual de ENESA, al máximo permitido en esta línea que se sitúa en el 65%.

 

 

Publicado: 10 Junio de 2016

Responder