ASAJA PIDE QUE LA FUTURA DECLARACIÓN DE SEQUÍA EN LA CUENCA MEDITERRÁNEA ANDALUZA NO PENALICE A LOS REGANTES

ASAJA-Almería pide a la Junta de Andalucía, que está tramitando un Decreto de sequía, que no penalice a la agricultura de regadío, no incluya recortes en el uso del agua disponible y priorice la culminación de las obras e infraestructuras que se están realizando para evitar “recortes” al sector agrario.

Desde la Organización entendemos que con la puesta en funcionamiento de las infraestructuras existentes (desaladoras, depuradoras) y culminando las obras que se están llevando a cabo sería suficiente para atajar casi totalmente del déficit hídrico que tenemos. En opinión de ASAJA la situación que estamos padeciendo en la provincia en lo que respecta al agua es fruto de la inacción, la falta de inversión y de acuerdos entre las diferentes Administraciones, que siguen enroscadas en su particular “guerra” y vendiendo su apuesta por un “pacto nacional” que está lejos de ver la luz y que probablemente cuando llegue sea tarde.

No es la primera vez que desde ASAJA trasladamos nuestra preocupación por las consecuencias que tienen la declaración de decretos de sequía y sus consecuencias sobre el regadío, sobre todo porque hasta ahora todos incluyen la reducción de las dotaciones para uso agricola. Por ello creemos necesario que se priorice la puesta en marcha todos los recursos hídricos existentes, con el objetivo de garantizar el agua para abastecimiento y también para los regadíos antes de promover restricciones. No es de recibo que tengamos dos desaladoras paradas, o que municipios de más de 10.000 habitantes que están obligados a depurar y reutilizar el agua no hayan hecho sus deberes. “Existe aún margen de actuación, los agricultores ya hemos demostrado nuestro compromiso hacia la sostenibilidad del sector, y al ahorro e implantación de sistemas de riego eficientes y con la búsqueda de alternativas incluyendo planes de recuperación de los acuíferos, ahora le toca el turno también a las diferentes Administraciones para que cada una cumpla con lo que le compete”, apunta Francisco Vargas, Presidente Provincial de ASAJA-Almería.

ASAJA recuerda que el regadío no sólo proporciona alimentos, sino que genera empleo y riqueza en el medio rural, supone dos tercios del empleo agrario y de la producción de la rama agraria en Andalucía. Por cada Hm3 destinados al regadío se mantienen más de 300 puestos de trabajo en agricultura intensiva; la provincia de Almería aporta el 20% de todo el valor de la producción agraria andaluza concentrando el 8% de la superficie de regadío.

“No podemos pretender mantener al principal sector económico de Andalucía con prórrogas en los pagos a la seguridad social, rebajas fiscales o subvenciones al agua desalada para pagar el m3 a 30 céntimos si no podemos producir porque simplemente no podremos regar debido a las limitaciones de estos decretos”, concluyen desde ASAJA-Almería.

ASAJA quiere hacer público que los agricultores estamos cansados de ver a las administraciones central y andaluza echarse la pelota de quien debe realizar las infraestructuras y de lo que tienen pendiente, por lo cual volvemos a hacer un llamamiento a ambas para que piensen en la necesidad urgente de llevar a cabo todas las inversiones hídricas para garantizar el mantenimiento de la economía agraria, del empleo y la permanencia en los mercados. Se trata, en definitiva, de hacer lo que cada uno tiene que hacer y punto.

Los comentarios están cerrados.