ASAJA ADVIERTE DEL COLAPSO QUE SUFRE EL ACTUAL MODELO DE GESTIÓN DE RESTOS VEGETALES

Ante el inminente inicio de una nueva campaña agrícola encontramos muchas plantaciones habituales de pimiento realizadas a finales de julio, a las que se añaden nuevas plantaciones de pimiento o berenjena principalmente en el Poniente almeriense en estas fechas y que vienen a sumarse a las cosechas que algunas explotaciones invernadas realizan en verano que tienen serias dificultades a la hora de controlar las habituales plagas que acechan a nuestras cosechas. En este contexto contar con un buen y eficiente sistema para la gestión de los restos vegetales se erige en fundamental y se está convirtiendo también en un problema para el agricultor, tal y como desde ASAJA venimos denunciado, debido principalmente al colapso de las plantas de recogida. “La situación de las plantas nos preocupa, la de Cespa (anteriormente conocida como de Albaida) sólo admite restos sin rafia y en cantidades limitadas, Ejido Medio Ambiente abre medio día para tener tiempo de gestionar los restos vegetales que le llegan, y la de las Chozas, que ofrece una buena gestión pero con una capacidad limitada, lo cual nos hace pensar que se necesita mejorar el actual modelo para hacer una gestión más rápida y eficaz”, señala el Presidente Provincial, Francisco Vargas.

Pero es más, ASAJA denuncia que el agricultor también se encuentra con dificultades a la hora de la recogida y transporte desde la finca a la planta, debiendo esperar durante semanas su recogida, e incluso nos hemos encontrado con algún caso en el que llevan dos meses esperando, lo cual denota también que este sector sufre las consecuencias del colapso que parece vivir el actual modelo de gestión de los restos vegetales.

Además en algunos casos con las matas de sandía y melón que se llevan en ocasiones a los ganaderos nos encontramos con que la gestión no siempre está siendo la adecuada, por lo que nos preocupa que con el arranque de la nueva cosecha, como ha ocurrido en las dos últimas, persista una elevada presencia de mosca blanca y prolifere la virosis en las plantaciones, ya que a pesar de la recomendación que la Organización viene haciendo por asegurar la cosecha, esta actuación no es suficiente y además, lo ideal sería poder empezar con un campo con las labores de limpieza completamente finalizadas, y sin embargo nos encontramos con que aún son muchos los que no han podido finalizar debido a esta situación.

Por ello desde ASAJA recomendamos a todos aquellos agentes que intervienen en el proceso de gestión de los restos vegetales que trasladen sus impresiones a las Delegaciones de Agricultura y Medio Ambiente con el objetivo de mejorar la capacidad de las plantas y la gestión que se realiza para atajar este problema, que todas las campañas se convierte en una preocupación más para el agricultor; en este sentido, quizá fuese oportuna la convocatoria de la mesa técnica de restos vegetales para evaluar la situación. Hace unas semanas nos informaban de que próximamente se iban a publicar nuevamente ayudas para los que deseen realizar una mejor gestión y rápida eliminación de los restos de la cosecha por lo que contar con las impresiones de todos los agentes que participan en este proceso es importante para avanzar y mejorar.

Recordemos además que la situación de saturación se alivia un poco porque cada vez son más los agricultores que se deciden por realizar abonado en verde, aunque esta práctica está aún poco extendida y a corto-medio plazo tampoco constituye una solución a este problema.

La situación de control de plagas en esta época del año se agrava por las numerosas explotaciones que aún tienen cosecha y procederán al arranque en próximas fechas, ocasionando la migración de la plaga a cosechas más jóvenes que no ofrecen resistencia y pudiendo generarles entre otros, problemas de virosis.

También ASAJA quiere mostrar su preocupación por la gestión de la recogida de los plásticos de solarización, otro “indeseable” de nuestro campo, ya que hay empresas de recogida que se están negando a recepcionar este producto, incluso pagando el agricultor por su entrega, por lo que de seguir así ASAJA solicitará entre las diferentes administraciones que se promuevan otras soluciones para la eliminación de este tipo de plástico, que “no está fabricado por el agricultor” y que pocos quieren recibir. Además algunos agricultores han denunciado que en algún caso cuando se ha pedido factura por la entrega de plásticos para poder justificar en los fondos operativos el correcto tratamiento, y se han encontrado con alguna empresa que se ha negado a facilitarla, situación que invitamos a denunciar a todos los agricultores que se encuentren con hechos de este tipo para que las autoridades investiguen la situación legal de dichos centros de recogida.

En resumen ASAJA-Almería quiere destacar que la higiene rural es un asunto prioritario que requiere de una vuelta de tuerca que implique a todos los eslabones y permita a los agricultores realizar una adecuada gestión, y adaptada a las necesidades de la cosecha, sin abusos en los precios y con un servicio rápido y con garantías, por lo cual es necesario que se reúnan urgentemente todos los eslabones implicados y busque la mejor solución para todos.

Los comentarios están cerrados.