APROBADO EL NUEVO REGLAMENTO EUROPEO SOBRE PRODUCCIÓN ECOLÓGICA Y ETIQUETADO

Las nuevas normas sobre producción ecológica y etiquetado se han aprobado esta semana, tras un largo proceso, en el Parlamento Europeo. Siguiente cita: Consejo de Ministros de Agricultura en mayo.  Entrará en vigor en 2021.

Entre los puntos clave de las nuevas normas eco aparecen, entre otros, controles más estrictos, granjas mixtas (producción convencional y ecológica, aunque debidamente separadas) o procedimientos de certificación para pequeños agricultores más fáciles.

Respecto a la contaminación con pesticidas, uno de los asuntos que mayores escollos creó durante la negociación, sigue sin armonizarse, ya que los Estados miembro que tienen umbrales para sustancias no autorizadas en los alimentos ecológicos pueden seguir aplicándolos, pero deben permitir que otros productos alimenticios eco de otros países de la UE entren en sus mercados.

No obstante, existe el compromiso de evaluar de nuevo las reglas contra la contaminación por la Comisión Europea en 2025.

Los principales elementos de la legislación, según información del Parlamento Europeo, son:

  • Controles estrictos a lo largo de toda la cadena de suministro. A iniciativa del PE, se efectuarán controles “in situ” y para todos los operadores, al menos una vez al año o una vez cada dos años si no se ha detectado ningún fraude en los últimos tres años.
  • Las importaciones tendrán que respetar los estándares comunitarios. Las actuales reglas de “equivalencia”, que obligan a los países de fuera de la UE a respetar reglas similares pero no idénticas dejarán de aplicarse en un plazo de cinco años.
  • Aumento de la oferta de semillas y animales ecológicos para responder a la demanda de los productores. Las excepciones que permiten el uso de semillas y animales convencionales en la producción ecológica expirarán en 2035.
  • Explotaciones mixtas, para fomentar la reconversión: se permitirán las explotaciones que produzcan tanto alimentos convencionales como ecológicos, siempre que las dos actividades estén separadas de manera clara y efectiva.
  • Certificación más fácil para los pequeños agricultores: certificación en grupo para ahorrar tiempo y dinero a los pequeños agricultores que desean pasar a la producción ecológica.
  • Medidas para evitar la contaminación con pesticidas químicos o fertilizantes sintéticos: medidas obligatorias para agricultores y otros operadores para evitar esa contaminación. En caso de sospecha de presencia de un plaguicida o fertilizante no autorizado, el producto final no podrá etiquetarse como ecológico hasta que la contaminación no sea investigada; si la contaminación fue deliberada o el operador no aplicó las medidas preventivas, el producto perderá su estatus ecológico.
  • Los países que ya establecen umbrales máximos para las sustancias no autorizadas en los alimentos ecológicos -España es uno de los más estrictos-, como los plaguicidas, podrán seguir haciéndolo, pero deberán abrir su mercado a los productos de otros países de la UE que cumplan las normas comunitarias.
    Cuatro años tras la entrada en vigor del reglamento, enero de 2021, la Comisión evaluará la efectividad de las normas para evitar la contaminación y sobre el efecto de los umbrales nacionales y propondrá, si lo ve necesario, una legislación para armonizarlos.

Los comentarios están cerrados.