Almería cultiva 370 hectáreas de frutos minoritarios como chumbos, ciruelos, higos y albaricoques

Almería es la primera exportadora nacional de sandía y melón, y una de las primeras en la venta de cítricos, unos frutos que cuentan con una buena parte de superficie cultivada de la provincia. Sin embargo, en Almería también se cosechan otros frutos -denominados minoritarios-, como el chumbo, el manzano, el melocotonero, el granado o el ciruelo. Aunque por su forma de cultivo y su dispersión en el territorio es complicado cuantificarlos, en total se estima que los cultivos minoritarios ocupan unas 370 hectáreas, según los datos Departamento de Estudios y Estadísticas de la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente

De acuerdo con las estimaciones, la producción de los frutales minoritarios ascendió el pasado año a 1.908 toneladas, frente a las 1.987 del año 2012. Pese a este descenso de la producción, el valor económico de la producción fue de algo más de 2 millones de euros, un 12,8% más que en el año de referencia (1.815 millones de euros), gracias al incremento del precio medio de algunos de los productos.

El cultivo minoritario más extendido en la provincia es la chumbera, con 72 hectáreas. Le siguen el ciruelo (59 hectáreas), la higuera (41), el melocotonero (40) y el albaricoquero (31 hectáreas). Casi testimoniales son los cultivos de aguacate (4 hectáreas), nectarina (5), membrillero (6) y níspero (9). Entre azufaifo, guayabo, kaki, frambuesa, grosellero, moral y otros, no ocupan más de 2 hectáreas de la superficie provincial, la misma superficie dedicada al acerolo y serbal.

Por el volumen de producción, las cosechas más importantes fueron las de ciruelo (293.000 kilos), granado (260.000), manzano (251.000), melocotonero (233.000 kilos) y peral (227.000). La producción de chumbos superó los 151.000 kilos, mientras que la de cerezo y guindo fue de 95.000. El pasado año destacó el incremento de la producción de albaricoques, con 125.000 kilos, 212% más que en 2012. También creció la cosecha de nísperos un 57%, con 93.000 kilos. Por el contrario, perdieron peso el membrillero (un 86% menos), la nectarina (-11%) y el chumbo (9%). Del azufaifo, el guayabo, el kaki y la frambuesa no se dispone de datos de producción

Cerezas a 2,2 euros el kilo

Por el valor económico, las frutas que más facturaron el año pasado fueron el peral (259.000 euros), el ciruelo (246.000), y el manzano y el melocotonero (238.000 euros). Los más modestos fueron el acerolo y el serbal (unos 9.000 euros), el membrillero (21.000) y el aguacate (23.000 euros).

Los frutos minoritarios que alcanzaron una mejor cotización fueron el cerezo y el guindo, con un precio medio de 2,24 euros el kilo. Le siguen el higo (1,57 euros/kilo), el níspero (1,31) y el albaricoque (1,23). El chumbo obtuvo un precio medio de 99 céntimos; el acerolo y el serbal, 56; y el manzano, 95 céntimos.

Publicado: 10 marzo 2014

Responder