ACUERDO PARA LIBERALIZAR EL COMERCIO ENTRE EUROPA Y MÉXICO

La Unión Europea y México han alcanzado un nuevo acuerdo sobre comercio, actualizando el que ya poseían y que forma parte de un acuerdo global UE-México más amplio. Prácticamente todo el comercio de mercancías entre la UE y México, incluidas las del sector de la agricultura, estará a partir de ahora exento de derechos de aduana.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha declarado: «El comercio puede y debe ser un proceso en el que todos ganen, y eso es precisamente lo que pone de manifiesto el acuerdo alcanzado hoy. México y la UE han trabajado juntos y han obtenido un resultado beneficioso para ambos. Lo hemos hecho como socios dispuestos a hablar, a defender sus intereses y, al mismo tiempo, a buscar soluciones que satisfagan las expectativas de la otra parte. Con este acuerdo, México se suma a Canadá, Japón y Singapur en la creciente lista de socios dispuestos a trabajar con la UE en la defensa de un comercio abierto, justo y basado en normas».

Desde la entrada en vigor del anterior acuerdo comercial entre la UE y México en 2000, el comercio entre ambos socios ha crecido a un ritmo de aproximadamente un 8 % anual que ha tenido como resultado un aumento global del comercio de mercancías del 148 % en este período, Estados Unidos sigue siendo en la actualidad el destino del 80% de las exportaciones mexicanas. El nuevo acuerdo hará que prácticamente la totalidad del comercio de mercancías esté exenta de derechos de aduana.

Principales elementos del acuerdo

1) Las exportaciones agrícolas de la UE, como la carne de aves de corral, el queso, el chocolate, las pastas alimenticias y la carne de porcino, serán probablemente las más beneficiadas.

En particular, el acuerdo:

  • da acceso preferencial a muchos quesos, como el Gorgonzola y el Roquefort, sometidos actualmente a derechos de hasta un 20 %, y ofrece una mejora significativa del acceso para muchos otros mediante contingentes anuales;
  • garantizará un volumen considerable para las exportaciones de leche en polvo en uno de los mayores mercados: 30 000 toneladas desde la entrada en vigor y 50 000 toneladas al cabo de cinco años;
  • permitirá a la UE aumentar sustancialmente sus exportaciones de carne de porcino a México, y prácticamente todos los productos de porcino estarán exentos de derechos;
  • eliminará los aranceles de productos como el chocolate (actualmente de hasta un 30 %) y las pastas alimenticias (actualmente de hasta un 20 %);
  • garantizará la protección de 340 alimentos y bebidas característicos contra imitaciones en México, las denominadas indicaciones geográficas, tales como el queso Comté, de Francia, el queso Queijo São Jorge, de Portugal, la carne curada Szegedi szalámi, de Hungría, y las ciruelas Magiun de prune Topoloveni, de Rumanía.Esto significa que los productores de especialidades tradicionales de la UE no tendrán que estar luchando contra las imitaciones y que cuando los consumidores compren tales especialidades tendrán la certeza de que están adquiriendo los productos genuinos.

Por lo que respecta a los procedimientos aduaneros, el nuevo acuerdo introducirá nuevas normas que simplificarán y agilizarán los trámites burocráticos y los controles físicos en las aduanas mexicanas.

2) El acuerdo incluye un capítulo completo sobre comercio y desarrollo sostenible, que establece las normas más estrictas sobre protección de los derechos laborales, la seguridad, el medio ambiente y los consumidores; introduce un nuevo diálogo con la sociedad civil en todos los ámbitos del acuerdo y refuerza las acciones de la UE y de México sobre desarrollo sostenible y cambio climático, especialmente los compromisos que ambas partes han asumido en el marco del Acuerdo de París sobre el cambio climático; y mantiene y garantiza plenamente el derecho de los Estados miembros a organizar los servicios públicos como ellos deseen.

El acuerdo incluye también una referencia explícita al principio de precaución que, tal como está ya consagrado en los Tratados de la UE, permite a la UE excluir productos de su mercado mientras no exista la certeza científica de que son seguros.

Este será también el primer acuerdo comercial de la UE que incluya disposiciones para combatir la corrupción, con medidas para luchar contra el soborno y el blanqueo de capitales.

3) El acuerdo constituye también un gran paso adelante en el acceso mutuo de las empresas a los contratos públicos en los mercados de contratación pública tanto de la UE como de México.Las empresas de la UE y de México estarán en pie de igualdad, con independencia de que presenten una oferta en México o en la UE. México también se ha comprometido a entablar negociaciones con los Estados mexicanos para que las empresas de la UE puedan participar en licitaciones a nivel estatal en el momento de la firma del Acuerdo.

4) Esta apertura va en paralelo con el establecimiento de condiciones de competencia justas: hemos acordado garantizar un elevado nivel de protección de los derechos de propiedad intelectual.Gracias a ello, se protegerá la investigación y el desarrollo, se garantizará una remuneración justa a los artistas de la UE y se protegerán las mencionadas 340 especialidades tradicionales de la UE.

5) El nuevo acuerdo abre el comercio de servicios, en particular los servicios financieros, el transporte, el comercio electrónico y las telecomunicaciones. El acuerdo contribuirá también a crear un entorno favorable para una economía del conocimiento, con un nuevo capítulo sobre el comercio digital. A tal fin, suprimirá los obstáculos innecesarios al comercio en línea, como el cobro de derechos de aduana al descargar una aplicación, y establecerá normas claras para proteger a los consumidores.

6) En relación con la protección de las inversiones, el acuerdo mejora las condiciones para invertir e incorpora el nuevo y transparente Sistema de Tribunales de Inversiones, que garantizará la transparencia y el derecho de los Gobiernos a regular en aras del interés público, y garantizará también que México y la UE trabajarán por el establecimiento de un tribunal multilateral de inversiones.

Próximos pasos

El acuerdo de principio alcanzado  abarca las partes más importantes del acuerdo. En algunos capítulos, aún es necesario atar algunos flecos técnicos. Los negociadores de las dos partes seguirán trabajando para resolver las cuestiones técnicas pendientes y ultimar todo el texto jurídico antes de que finalice el año. A continuación, la Comisión procederá a la verificación jurídica y a la traducción del acuerdo a todas las lenguas oficiales de la UE, y posteriormente lo someterá a la aprobación del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea.

Los comentarios están cerrados.