6 NUEVOS ENCLAVES ALMERIENSES SON DECLARADOS ZONAS ESPECIALES DE CONSERVACIÓN (ZEC)

El Consejo de Gobierno ha aprobado la declaración de 45 nuevas zonas especiales de conservación (ZEC), con un total de 183.000 hectáreas en 93 municipios.

Las nuevas ZEC en Almería son la Rambla de Arejos, el Río Antas, el Río Adra, la Sierra del Oso, la Sierra de Cabrera y Bédar y los ‘calares’ de la Sierra de Filabres. En Almería, las ZEC declaradas reúnen una representación tanto de sus características ramblas y cursos fluviales como de las zonas montañosas. El paraje de la Sierra del Oso, en el noroeste de la provincia, sirve de conexión a numerosos espacios naturales que se encuentran en su entorno, además de presentar una notable representación de la avifauna y singulares espartales y tomillares que se entremezclan con bosques de coníferas y pastizales. También destacan por su conectividad ecológica las Sierras de Cabrera y Bédar, muy cercanas al litoral, y los ‘calares’ de Sierra de los Filabres. Estos últimos enclaves, con alturas superiores a los 2.000 metros, albergan singulares prados de alta montaña y formaciones de pinos negros endémicos.

Las Zonas Especiales de Conservación (ZEC) son áreas de gran interés medioambiental para la conservación de la diversidad, las cuales han sido designadas por los estados miembros de la Unión Europea para integrarse dentro de la Red Natura 2000. Los territorios ZEC han debido ser previamente Lugares de Importancia Comunitaria o bien Zona de Especial Protección para las Aves.

El reconocimiento de estas zonas se justifica por su potencial de conectividad ecológica y por la presencia de hábitats naturales y especies de interés comunitario, en el cual se aplican las medidas de conservación necesarias para el mantenimiento o el restablecimiento, en un estado de conservación favorable, de los hábitats naturales y/o de las poblaciones de las especies para las cuales se haya designado el lugar.

Todas las actividades que se ejerzan en un lugar declarado ZEC deben ser evaluadas para evitar cualquier deterioro de los hábitats o amenaza para las especies que hayan motivado su designación.

Publicado: 14 enero 2015

Responder